Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A un suspiro de la medalla

Olmedo, cuarto en la prueba de 1.500m, se queda a 25 centésimas del bronce

Se esfumó la opción de Manolo Olmedo. Al atleta andaluz, una de las grandes esperanzas para aportar la segunda medalla al casillero español en el Mundial de Daegu, le faltaron unos metros para culminar su remontada en la última vuelta de la prueba de 1.500 metros, ganada por el keniata Asbel Kiprop (3:35.69), seguido por su compatriota Silas Kiplagat y con el estadounidense Matthew Centrowitz en la tercera posición, cerrando el podio. Olmedo acabó cuarto, a tan solo 25 centésimas del bronce. "Ahora mismo", dijo el español después de la carrera, "estoy dolido porque no he logrado medalla y me he quedado muy cerca, pero cuando lo piense en frío tendré que estar muy contento porque es para estarlo".

CLASIFICACIÓN DE 1.500m

1.- Asbel Kiprop (3:35.69).

2.- Silas Kiplagat (3:35.92).

3.- Matthew Centrowitz (3:36.08).

4.- Manuel Olmedo (3:36.33).

5.- Abdalaati Iguider (3:36.56).

6.- Mohamed Moustaoui (3:36.80).

7.- Mekonnen Gebremedhin (3:36.81).

8.- Eduar Villanueva (3:37.31).

9.- Mehdi Baala (3:37.46).

10.- Ciaran O'Lionaird (3:37.81).

11.- Tarek Boukensa (3:38.05).

12.- Nicholas Willis (3:38.69).

El ritmo inicial impuesto por el neozelandés Nicholas Willis, muy lento, le favorecía al español, de final poderoso, ganado en sus años de especialista en 800m; la ausencia de sobresaltos y la velocidad sostenida del grupo, también. Todo en orden hasta que entraron en escena los corredores africanos y la prueba entró en el punto de giro definitivo. Kiprop, Kiplagat y el etíope Mekonnen Gebremedhin, frescos, tomaron posiciones y aumentaron la zancada. Olmedo se situó en la sexta posición, siempre por dentro.

No resistió el tirón, pero sí logró ponerse a rebufo de los candidatos a subirse al cajón en los últimos 200 metros, en los que leyó muy bien la situación, apretó los dientes y recuperó posiciones para rubricar la cuarta plaza. El andaluz, un ochocentista reconvertido al 1.500, acusó la aceleración y se quedó a las puertas del podio, con un registro de 3m 36,33s. La opción de medalla para España, que solo cuenta con el bronce obtenido por Natalia Rodríguez en el 1.500m femenino, se evaporaba. El resultado del pupilo de Enrique Pascual, sin embargo, es el mejor de un español en la prueba reina del medio fondo desde que Reyes Estévez rubricase la tercera plaza en la cita de Sevilla en 1999. "He corrido tácticamente perfecto, sin perder la cuerda. Me han ganado los que han corrido más que yo. Los dos kenianos, como ya preveía, y el americano, que ha explotado sus cualidades cien por cien", reconoció Olmedo.

Kiprop, campeón olímpico, dedo índice en alto, en dirección a la grada, cruzaba victorioso la meta y se apuntaba también el título mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.