Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mata pide paso

El español se estrena a lo grande en la 'Premier' con un gol en el triunfo del Chelsea sobre el Norwich.- Drogba, hospitalizado tras recibir un brutal impacto del portero rival

Añoraba el Chelsea un jugador imaginativo, un futbolista capaz de romper la última línea con una genialidad y voltear los partidos de un plumazo. Desde la marcha del virtuoso Gianfranco Zola, héroe de la hinchada de Stamford Bridge en la recta final de los noventa, la inspiración de los blues quedó a un lado para dar paso a una versión metalúrgica labrada por José Mourinho, perpetuada con algunos matices por sus sucesores y que, esta temporada, parece llegar a su fin con la llegada del técnico Andre Villas-Boas al banquillo del equipo. Le ha costado carburar al nuevo Chelsea, remolón en las dos primeras jornadas (un empate ante el Stoke City y un triunfo muy apurado contra el West Bromwich), pero que ha encontrado una bendición en la llegada de Juan Mata a su pizarra. El español, que se estrenó con un gol frente al Norwich City solo tres días después de aterrizar en el club, ha insuflado un soplo de aire fresco al ataque de los blues, mermado en los últimos cursos por la decadencia física de Drogba y la desaparición progresiva de Lampard, cada vez con menos gasolina.

En un vestuario plagado de torres y forrado de músculo, el exjugador del Valencia ha irrumpido con la fuerza de un coloso. La misma con la que se topó Drogba, golpeado con violencia por el meta Ruddy minutos antes de que el burgalés saltase al terreno de juego para dar relevo a Malouda en el 67. El marfileño, que perseguía un balón aéreo, se topó de bruces con los puños del portero, giró en el aire sobre sí mismo y cayó a plomo sobre el césped. Una escena escalofriante. La grada, agitada nada más arrancar el partido con el prematuro gol de Bosingwa, se sumergió entonces en un profundo silencio y el ariete fue retirado en camilla, inmovilizado e inconsciente. No fue el único sobresalto para los blues, que, todavía conmocionados, encajaron un tanto de Holt e intentaron reengancharse al encuentro con las incursiones de Anelka y Mata, reluciente, con el 10 a la espalda y muy ovacionado por su parroquia.

Apenas 25 minutos precisó el español para encandilar a su nueva afición, entusiasmada con el toque fino, la fantasía y el brío que aporta en el carril izquierdo. No se complicó en sus dos primeras pelotas, resultas al pie, y arriesgó en la tercera con una internada en la que se marchó del defensa y sirvió a Torres, cuyo testarazo llegó plácidamente a las manos de portero. Enmarañado, el encuentro se tornaba cuesta arriba para el Chelsea, espeso e incapaz de encontrar un hueco, pero que halló oro en un balón en profundidad que rompió la defensa del Norwich y dejó a Ramires solo frente a Ruddy. Se marchó el brasileño, camino al gol, y sacó el brazo el portero, que no tuvo más remedio que tumbarle al suelo y enfilar el vestuario expulsado. Ejecutó Lampard la pena máxima con fiereza, al centro, y encarriló el triunfo de los londinenses, envalentonados con la fulgurante puesta en escena de Lukaku -una fotocopia física de Drogba- y que podrían haber ampliado su renta si Ivanovic hubiese cabeceado a la red un balón a bocajarro.

Se revolvió el Norwich con una acción aislada en la que la pelota recorrió de un lado a otro el área de Hilario y emergió finalmente Mata, pletórico en su estreno, punzante entre líneas. Probó fortuna primero con un disparo que se marchó alto, y poco después, aprovechó un error de la zaga rival, derivado de la presión de Bosingwa, para cruzar con sutileza el esférico, al palo largo, desde el interior del área, y firmar su primera diana en la Premier. Una inmejorable carta de presentación en la Liga inglesa. Un debut de ensueño.

Con una sonrisa se marcharon también los supporters de Anfield Road, cuyo equipo, el Liverpool, consolidó su buen inicio de campeonato (siete puntos de nueve posibles) con un nuevo triunfo y se encarama a lo más alto de la tabla. En esta ocasión doblegó al Bolton, que apenas intimidó al conjunto dirigido por Kenny Dalglish. Muy entonados, comandados por Adam en el centro del campo y un soberbio Luis Suárez en la línea de ataque, los reds encarrilaron el duelo al cuarto de hora, cuando el joven Henderson perforó el arco de Jaaskelainen. Ya en el segundo periodo, Skrtel amplió la cuenta y Adam firmó el tercero antes de que Klasnic maquillase el electrónico.

Resultados de la Premier League: Aston Villa, 0 - Wolverhampton, 0; Wigan, 2 - Queens Park, 0; Blackburn, 0 - Everton , 1; Chelsea, 3 - Norwich, 1; Swansea, 0 - Sunderland, 0; Liverpool, 3 - Bolton, 1.

Eto'o ya marca para el Anzhi

Samuel Eto'o, flamante fichaje del Anzhi, evitó la derrota de su equipo con un gol en su estreno en la Liga rusa. El delantero camerunés, que percibirá 20 millones de euros por cada una de sus tres temporadas de contrato con el combinado caucásico, logró el tanto del empate ante el Rostov en el minuto 80.

En la Bundesliga, Mario Gómez fue el protagonista de la goleada a domicilio del Bayern frente al Kaiserslautern (0-3). El ariete alemán firmó un triplete. El duelo central de la jornada, entre el campeón Borussia Dortmund y el subcampeón Bayer Leverkusen, se saldó con 0-0.

Resultados de la Bundesliga: Friburgo, 3 - Wolfsburgo, 0; Hamburgo, 3 - Colonia, 4; Hoffenheim, 1 - Werder Bremen, 2; Kaiserslautern, 0 - Bayern, 3; Nüremberg, 1 - Augsburgo, 0; Bayer Leverkusen 0 - Borussia Dortmund , 0.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información