Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los coches van sin conocimiento"

El pelotón critica a la organización del Tour por la estrechez de las carreteras y por la poca seguridad que tienen.- Contador se queja de su castigada rodilla

No está siendo un Tour sencillo para casi nadie. Tampoco para Alberto Contador, que hoy ha vuelto a irse al suelo por tercera jornada: "Arrastraba molestias en la rodilla derecha y me he golpeado en esa misma rodilla, ahora en la lado interno. Espero que con hielo y reposo pueda recuperarme. Está siendo un Tour muy complicado en cuanto a percances, pero hay que ser optimista, queda mucho y hay que centrarse en recuperar la rodilla para cuando lleguen los pirineos".

Contador también se ha referido al incidente por el que Vinokourov y Van Den Broeck han tenido que abandonar la carrera. "Se me pusieron los pelos de punta al ver a los ciclistas en el suelo. El pelotón ha bajado algo el ritmo para ver lo que pasaba. Ha sido una caída muy grande, se iba a una velocidad altísima y creo que esa curva tenía que haber estado señalizada porque no se veía bien. El Tour se está desarrollando por carreteras especialmente más estrechas de lo habitual".

Aún más aparatoso ha sido el percance que han sufrido Juan Antonio Flecha y Johnny Hoogerland cuando iban en iban en la fuga ganadora, al ser derribados por un coche de la productora televisiva de la carrera, que ha sido expulsado del Tour tras lo sucedido. Luis Sánchez, uno de los cinco escapados y que a la postre se ha llevado la etapa, ha criticado la actuación del vehículo: "Muchas veces los coches van sin conocimiento. Los ciclistas, si tenemos un accidente, lo paramos con nuestro cuerpo contra el suelo. Tendrían que mirar más por nosotros. Quiero decirle a la organización que tiene que tomar medidas, que les diga a los conductores que esto puede pasar y que tienen que respetarnos". Varios corredores han mostrado su indignación con el accidente a través de Twitter, como es el caso de Fabian Cancellara: "El conductor del coche debería llevarse el mismo dolor que mi amigo Flecha. Lo que ha sucedido es un desastre", y de Mark Cavendish: "Cualquier persona envuelta en una carrera (incluyendo a los conductores) debería pasar antes unas pruebas escritas y prácticas antes de obtener sus licencias".

Sánchez, al igual que Contador, señaló a las calzadas como una de las causantes del gran número de accidentes que se están produciendo: "Las carreteras son muy estrechas, nos habían pasado varios coches de la organización, supongo que llevarían invitados. Pasaban deprisa y podía suceder en cualquier momento". "Este es un Tour por eliminación", ha añadido el corredor de Rabobank, que ha prometido seguir trabajando para su jefe de filas, Robert Gesink, que ayer también se fue al suelo: "Estas semanas que quedan van a ser muy duras y hay que estar al cien por cien para Gesink y para lo que haga falta", ha explicado el murciano, que le ha dedicado la victoria a su futuro hijo y a uno de sus hermano, ciclista aficionado, fallecido en 2005 en un accidente con un quad.

Thomas Voeckler, nuevo maillot amarillo, lamentó la caida de sus compañeros y explicó sus motivos para no esperarles. "Es una caída que no debió suceder; ya hay demasiado peligro en el ciclismo como para que se añada más. Si hubiera sido a cien kilómetros, podíamos haber esperado, pero en ese punto no. Yo hubiera preferido que fuéramos cinco, habrían dado más relevos y nuestro margen sería mayor".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.