Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Edurne Pasaban aborta la subida al Everest sin oxígeno

La expedición renuncia de momento a la ascensión por el mal tiempo

La expedición de Edurne Pasaban que intentaba escalar el Everest sin la ayuda de oxígeno ha abortado, al menos de momento, su tentativa de hacer cima debido al mal tiempo en la cumbre del Himalaya. El grupo ha decidido descender desde el campo cuatro -situado a 7.950 metros- y ya se encuentra en el campo base.

La montañera guipuzcoana que ha subido los 14 ochomiles ha comentado en su perfil de Twitter que hoy descansarán y mañana decidirán si vuelven a tratar de completar la ascensión. El doctor de la expedición Desafío 14+1, Pablo Díaz-Munio, ha explicado en la página web de la alpinista que el fuerte viento en el campo cuatro ha hecho pasar una "noche de perros" a los alpinistas, durmiendo con oxígeno artificial y obligándoles finalmente a volver al campo base.

Mientras el grupo se encontraba en el campo tres, Díaz-Munio les comunicó que el tiempo mejoraría para los días 24, 25 y 26, lo que podría darles una oportunidad. Una posibilidad que Pasaban desestimó: "Yo veo cómo bajamos, incluida yo misma, y esa ventana [de buen tiempo] nos pilla muy cerca. No es una opción real, no estaríamos recuperados". "Hay que tener mucha madurez para tomar una decisión así en una situación como esta, cuando precisamente ella es una de las que mejor están", ha asegurado el médico.

Tras esta decisión, los montañeros continuaron el descenso hasta el campo base, donde el doctor y los sherpas salieron a su encuentro para hidratarlos, según ha comentado Pasaban. Allí se recuperan hasta la decisión final sobre volver a retar al Everest.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.