Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Alcorcón inicia la conversión en sociedad anónima

El presidente estima que los socios comprarán del 25 al 30% del capital y que el resto lo adquirirán empresarios de la localidad y la junta directiva

Desde el pasado lunes, el Alcorcón ha comenzado su transformación a sociedad anónima deportiva. "El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha tasado al Alcorcón en 2.880.000 euros, que hemos dividido en 96.000 acciones para que sean baratas -30 euros cada una- y todos los socios tenga la opción de comprar", explica el presidente de la entidad, Julián Villena. En el primer tramo de los tres que tiene la conversión, los socios tienen 30 días de prioridad para adquirir sus participaciones en el club, con una compra mínima de cinco acciones -150 euros- y una máxima de 35 -1.050 euros.

"Si todos los socios compraran el máximo de acciones, el club quedaría repartido totalmente entre ellos, que es lo que nos gustaría. Sin embargo, hay muchos aficionados que no tienen 1.050 euros para gastarse, por lo que hay previsto otros dos periodos de compra", explica Villena. El primero dura otros 30 días naturales y en él se prorratean todas las acciones sobrantes entre los socios que compraron en el primer tramo, teniendo en cuenta cuántas adquirieron. "El objetivo es que el equipo siga siendo un club familiar", asegura Villena. Según sus propias estimaciones: "La experiencia de otros clubes nos dice que entre un 25 y un 30% del capital lo comprarán los socios. El resto creemos que quedará en manos de empresarios locales y de miembros de la junta directiva".

Es en el tercer y último tramo donde entran las manos privadas. "Aquí ya puede entrar cualquier persona, incluidos los socios otra vez, y solicitar las acciones que quieran. La peculiaridad es que hay que hacer una oferta por escrito al club y es la Junta Directiva la que decide. Es un filtro que sirve para ver qué gente viene, con qué intenciones, si tiene afán de notoriedad... Porque los que llevamos mucho tiempo aquí -como yo, que llevo 14- queremos que sea gente comprometida con los valores del club, leal, y a poder ser de la ciudad. Si se solicitan más acciones de las que hay, haremos entrevistas con cada uno y decidiremos", explica el presidente. "Si alguien pretende obtener más de un 5% hay que informar al CSD, ya que nadie puede tener más de esa cantidad en dos clubes de la misma categoría. Del mismo modo, los paquetes por encima del 25% requieren la aprobación del CSD", profundiza Villena.

Villena admite que varios empresarios se han puesto ya en contacto con el club. "Alguno incluso ha querido comprarlo todo. Luego, hay varias personas interesadas, gente que quiere invertir en el club", apunta. El propio Villena prevé adquirir su parte: "En torno a un 5 ó 6%, para estar en el Consejo de Administración. Aunque si queda libre un 10 o un 12%, tal vez lo adquiera. Todo dependerá de las que los socios dejen libres".

Los cerca de tres millones que se recauden irán a las reservas del club. "Otros equipos han usado este dinero para ajustar presupuestos y cosas así, pero nosotros no tenemos deudas. El capital social no es una partida de ingresos, así que se guardará para si algún día las cosas van mal", esgrime. Villena está orgulloso de la política presupuestaria del Alcorcón, que arrancó con problemas la temporada por no encontrar patrocinador para la camiseta: "Hemos sido de una austeridad muy rigurosa. Luego, como nos ha ido bien, hemos sacado más dinero del que esperábamos de la televisión, de la taquilla, en la Copa... Y hemos firmando patrocinios con el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Quizás hasta hemos sido demasiado austeros".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.