Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rossi ya trabaja en la Ducati de 2012

El italiano ha montado por primera vez la Desmosedici de 1000cc en el circuito de Jerez

Poco se sabe sobre cuáles son las conclusiones tras las primeras vueltas. Y menos se sabrá. Pero la expectación por ver a Valentino Rossi trabajando ya en la Ducati de 1000cc con la que intentará el asalto al campeonato el año que viene es enorme. Éste será el último curso en que las MotoGP compitan con un motor de 800cc, de modo que todas las marcas trabajan ya en el desarrollo de sus futuras máquinas. Claro que Rossi, que quiere una Ducati a su medida, a su gusto, a su imagen y semejanza, ha sido la primera gran figura de la parrilla en montarse al prototipo que pilotará dentro de un año.

El equipo Ducati al completo trabajará estos días en el circuito de Jerez para obtener las primeras observaciones de sus pilotos y poder iniciar el desarrollo de la Desmosedici GP12, la del segundo año de Rossi con la firma italiana, la primera con la nueva reglamentación. Al italiano le ha tocado el turno hoy. Él ha sido el encargado de dar las primeras vueltas a lomos de su nueva moto.

Mañana sábado le tocará el turno a su compañero Nicky Hayden, espectador de excepción en esta jornada inicial de tests. "Este chico del que os hablaba, un tal Rossi, parece ir bastante bien ahí afuera. Podría tener futuro en esto si persiste. No le quitéis ojo", bromeaba el americano a través de su cuenta de Twitter.

Al parecer, efectivamente, no le ha ido nada mal al italiano bajo el sol jerezano: "Buenos comentarios sobre su tiempo por vuelta, pero no estoy seguro de que os los pueda contar", añadía Hayden. "Me gusta la GP12. En mi opinión es más agradable, más divertida de pilotar", dijo Rossi. No pinta nada mal, y menos para ser el primer intento.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.