Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montella, técnico de casualidad

El ex delantero del Roma, que acabó entrenando a los cadetes "de rebote", sustituye a Ranieri

Claudio Ranieri se despidió el domingo en el vestuario de Marassi. La Roma acababa de perder su octavo partido de la temporada contra el Génova que remontó un 0-3. El sábado, unos 200 aficionados se concentraron en Trigoria, ciudad deportiva giallorossa, y lanzaron bengalas al grito de "jugadores mercenarios". Tuvo que intervenir la policía. Esos mismos gritos, acompañados por un lanzamiento de huevos, acogieron anoche el equipo de vuelta a casa.

24 horas después parece haber vuelto la "calma". Si de calma se puede hablar. Ranieri dimitió el domingo -"el equipo necesita una descarga, espero que mi gesto sirva para eso, para darle un empujón", dijo-. El club, acosado por la deuda, está negociando desde hace varias semanas la venta de la mayoría de sus acciones a unos empresarios americanos -por unos 120 millones de euros-. Mientras, la dirección deportiva ha dejado al equipo en manos de Vincenzo Montella. El Aeroplanino, así le llamaban los hinchas de la Roma por la forma con la que celebraba los goles, vistió la camiseta giallorossa entre 1999 y 2007. Jugó 236 partidos y marcó 96 goles. Muchos recuerdan todavía los cuatro que anotó en un derbi contra la Lazio en marzo de 2002 (5-1).

Montella tiene 36 años y es entrenador por casualidad. Volvió al Roma en 2008 tras una breve experiencia en el Fulham y una temporada en la Sampdoria. Fue su peor año, por primera vez en su carrera se quedó sin marcar un solo gol. El Roma le buscó una salida para ahorrarse su ficha (2,5 millones). Ningún equipo quiso ficharle. En julio de 2009 llegaron a un acuerdo con el jugador: rescisión del contrato y pago del importe en tres años pero como técnico del filial. Así es como Montella se hizo cargo de los cadetes giallorossi. Un año después le habían prometido ascender hasta el tercer equipo pero finalmente no se hizo nada. Esta temporada sus cadetes han ganado 21 partidos de los 21 disputados.

Dicen que más que los esquemas, Montella trabajaba la confianza. Cambiaba a menudo de rol a sus jugadores para que se adaptaran a jugar en todas las zonas del campo. Ahora, deja a un grupo de chicos de 14-15 años para hacerse cargo de Francesco Totti -con el que compartió vestuario- y compañía. Hasta mayo. "Escucharé a todos, pero tengo mi papel y soy yo el que tomará las decisiones. Aun así quiero que trabajemos todos juntos", dijo Montella tras reunirse con la plantilla del primer equipo.

Ranieri, que llegó en 2009, se marcha sin ningún título. El año pasado mantuvo al Inter en tensión hasta final de temporada. Los neroazzurri de Mourinho, de hecho, ganaron la Liga en la última jornada. El ex técnico del Valencia llevaba semanas repitiendo que los jugadores estaban con él y que nunca abandonaría el barco. El caso es que el equipo no gana un partido desde el 23 de enero. Ha tenido varios enfrentamientos con el capitán, Francesco Totti -al que ha dejado fuera de varias convocatorias-, Adriano y Borriello. Sin embargo, en el ambiente giallarosso todos les han defendido, desde Prandelli a Giannini pasando por Carlo Mazzone. "Siempre acaba pagando el entrenador por culpas que no tiene. Con la deuda en la que se encuentra, el equipo no tenía dinero para fichar. Ranieri no podía hacer mucho más con lo que tenía", ha comentado Mazzone.

El Roma dice que ha elegido a Montella "por su profesionalidad, entusiamo y experiencia". Experiencia, precisamente, apenas tiene. Su principal misión ahora es intentar clasificar al equipo para cuartos de Champions -perdió la ida contra el Shaktar 2-3 en casa- y acercarlo a la tercera plaza (a 11 puntos ahora mismo aunque con un partido menos).