"No sé si veré el partido del Barça"

Mourinho dice que nadie le quita el sueño, pero hace rotaciones pensando en el Lyon

Dijo José Mourinho el viernes que haría cambios. "Nada de revolucionar el equipo. La estructura será la de siempre". Efectivamente: 4-2-3-1. Pero sus novedades dejaron pistas. Primero: Cristiano nunca descansa. Segundo: llegado el momento clave de la temporada, se ha decidido a rotar. Tercero: las rotaciones evidencian quién es titular y quién no cuatro días antes del duelo en la Champions con el Lyon. Así, decidió dar descanso a Pepe, Arbeloa -ese que nunca llega al 10, pero que nunca baja del 7, según Mou-, Alonso y Özil.

"Escogimos el equipo que pensábamos que era suficiente para ganar: con creatividad y dinámica. El descanso de Alonso y Özil es normal. Jugarán el martes. Necesitaban parar, máxime teniendo en cuenta que el Lyon ha descansado 24 horas más que nosotros porque jugó el viernes", argumentó Mourinho.

Más información

Para él, sobre el papel, solo hay un imprescindible: Cristiano. El delantero es, con Iraola, el único jugador de campo que no se ha perdido un minuto de la Liga. Se marchó una vez más con los 90 en el bolsillo. "¿Por qué no le cambia nunca?", le preguntaron. "Los jugadores se pueden lesionar en las circunstancias más estúpidas. El riesgo está siempre, pero, ¿qué podemos hacer? A él le gusta jugar y, físicamente está muy bien. ¿Para qué cambiarlo?", contestó.

Mientras Özil entró al final de la segunda parte, Alonso se quedó en el banquillo. En las otras ocasiones en que Mourinho decidió darle descanso (contra el Mallorca y Osasuna) tuvo que rectificar en la segunda mitad. Ayer no fue necesario. Que el tolosarra es fundamental para el Madrid lo dejó claro el técnico portugués en noviembre en el Ámsterdam Arena, cuando le obligó a hacerse expulsar para saltarse el siguiente partido, contra el Auxerre, y llegar limpio a los octavos.

Mourinho habló de "creatividad y dinámica" al referirse al once que alineó. No la tuvieron, desde luego, el doble pivote Lass-Khedira (utilizado por cuarta vez) ni las alternativas en el banquillo. Solo quedaba Gago. Ni rastro de Pedro León, Canales y Granero. De este último dijo en una entrevista en la televisión del club que le había dolido "muchísimo" dejarlo en la grada contra la Real Sociedad porque le gusta mucho. Pero ayer prefirió una vez más el músculo de Lass y Khedira.

"Me gustó el equipo. Ha hecho un partido muy serio. Muchas veces los de antes de la Champions son complicados porque la tendencia es centrarse en el torneo europeo. Sabíamos que el rival, defensivamente, se organizaría bien. Con disciplina. Con mucha gente detrás del balón. No era un partido para mucho más. Quizás, para menos. Estoy contento con la respuesta de Ramos y Benzema", dijo Mourinho, que concluyó. "No sé si veré al Barça mañana [por hoy]. Igual salgo a cenar con mi familia. Si lo veo, será con una emoción normal. No me quita el sueño el Lyon ni nadie. Mi sueño es sagrado".

Mourinho saluda a Benzema
Mourinho saluda a BenzemaAFP
Una incursión explosiva de Di María en el arranque del partido hace claudicar al Levante.Vídeos de la Liga BBVA

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50