Herrera ya es jugador del Athletic

Las negociaciones para la renovación de Javi Martínez están muy avanzadas

Ander Herrera ya es jugador del Athletic, pero se incorporará el próximo verano. El club rojiblanco y el representante del centrocampista bilbaíno, Arturo Canales, cerraron ayer por la mañana el traspaso de este importante refuerzo por un fijo de 8,5 millones y que contempla hasta 2,5 más por objetivos. Tal y como admitió hace unos días el director deportivo del Real Zaragoza, Antonio Prieto, el traspaso de Herrera está estrechamente relacionado con las graves dificultades económicas que atraviesa el club maño. Precisamente por ello, el presidente del Athletic, Fernando García Macua, se ha comprometido a facilitar que el primer plazo del pago —cuatro millones— se efectúe bajo las condiciones más ventajosas para el Zaragoza cuando este club aborde la tramitación bancaria.

La operación podría llegar a once millones y lleva una cláusula de rescisión próxima a 40
El centrocampista ha firmado por cinco temporadas con el club rojiblanco

Herrera se ha comprometido por cinco campañas con el Athletic, con una cláusula de rescisión próxima a los cuarenta millones, según fuentes próximas a la negociación, en la que ha participado también Gorka Arrinda como representante del club aragonés. Previsiblemente, ambos clubes harán público su acuerdo en los próximos días. También se espera que el propio jugador haga su valoración en la rueda de prensa que ha convocado para mañana en Zaragoza.

Culminado el fichaje, no se olvida que la ofensiva del Villarreal en los últimos días para conseguir el traspaso de Herrera se mantuvo hasta expirar el plazo del 31 de enero, un empeño que ha encarecido finalmente la operación para el Athletic. El jugador, que cumplirá 22 años en agosto, permanecerá en el equipo maño hasta que concluya esta temporada.

Con esta incorporación, el Athletic da un paso significativo en el refuerzo de la plantilla de Caparrós, pero no el único. Y es que las negociaciones para la renovación de Javi Martínez están muy avanzadas, según pudo saber ayer EL PAÍS. El centrocampista navarro ha reiterado en numerosas ocasiones su intención de seguir en el Athletic y el acuerdo está muy cerca habida cuenta de la voluntad de ambas partes. Con su renovación y la apuesta de Macua por mantener a Llorente, el refuerzo de Herrera consolida una plantilla de futuro. En el caso del hoy centrocampista del Zaragoza se cierran casi dos años de ofertas y contraofertas frustradas. Se trata de un talentoso centrocampista apto también para jugar como mediapunta. La opinión del jugador, proclive a venir al Athletic, ha sido determinante.

Ayer, varios de sus nuevos compañeros de equipo dirigieron en Lezama elogiosas palabras hacia Herrera. Así, por ejemplo, Iraola lo calificó como un "muy buen jugador" y Orbaiz apuntó que es un jugador por el que siente un gran respeto.

Hijo de Pedro Herrera, ex jugador y actual secretario técnico del Real Zaragoza, Ander comenzó a jugar en el fútbol base antes de incorporarse a la cantera del Real Zaragoza. Allí se dio a conocer en el año 2001, durante el campeonato de España alevín de fútbol 7. El medio fue elegido mejor jugador por su gran calidad técnica y visión de juego. En el año 2005, volvió a proclamarse campeón de España con el Zaragoza, esta vez en categoría cadete.

En la temporada 2008-09 se incorporó al Real Zaragoza B y en febrero de 2009 debutó en la Segunda división en La Romareda ante el Levante. Ese mismo mes también jugó en la selección española sub-21 en un amistoso ante Noruega. En julio de ese año firmó su primer contrato profesional y en agosto debutó en Primera contra el Tenerife, equipo también recién ascendido. Ander Garitano, un ex jugador rojiblanco, también entrenó a Herrera en su etapa de juvenil y ayer admitió que se trata de "un excelente jugador y una excelente persona".

Por otro lado, el Athletic mantuvo ayer su plan de preparación para el encuentro del próximo sábado ante el Sporting, en el que Orbaiz se perfila como sustituto del sancionado Javi Martínez. A su vez, Ustaritz se mostró ayer recuperado del esguince de tobillo y Fernando Amorebieta volvió al grupo aunque no acabó la sesión tras completar la primera parte del trabajo con el resto de la plantilla.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS