Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid se da un festín

El equipo de Messina masacra a un Charleroi muy inferior (94-45). -Pasa al Top 16 como segundo de grupo, igual que el Baskonia; Barça y Unicaja lo hacen como terceros y el Valencia como cuarto

El Madrid ha entrado con estrépito en la segunda fase de la Euroliga. Y no por el partido de hoy, en el que masacró al Charleroi (94-45), sino por alguno como el del Olympiacos, en el que dio un golpe en la mesa. Sigue el Madrid adelante como segundo de grupo, empresa que no era precisamente difícil. Porque le bastaba con derrotar a un rival inferior de frente y de perfil. La duda, si alguna había, la provocaba el pasado reciente, lo ocurrido hace semanas en terreno belga, pues la retina del madridismo aún guarda, y no sin lágrimas, aquel partido, aquel 67-49 con el que concluyó una de las actuaciones más sonrojantes que se le recuerdan al equipo más laureado de Europa. Pero eran, al menos se supone, otros tiempos, borrascoso (por no decir bochornoso) como fue el inicio de temporada del conjunto blanco.

Todo ha cambiado. Ahora el cuadro de Messina lidera la ACB y se mantiene firme en la Euroliga, torneo en el que ha accedido con suficiencia al llamado Top 16. Lo hace como segundo, por lo que se enfrentará en esa especie de octavos de final a un tercero de alguno de los otros grupos.

Poca historia ha tenido lo ocurrido hoy en la Caja Mágica, que ha sido testigo de un paseo militar de los de Messina. El conflicto, si alguno vez lo hubo, se resolvió en el primer cuarto, en el que el Madrid firmó un 29-16 con pinta de definitivo. Y que definitivo fue. Lo que vino después no fue más que un excelente ejercicio defensivo de los de Messina y alguna que otra espectacular acción de ataque que provocó la algarabía general. Los mates de Fischer, amén de algún tapón estratosférico, una canasta imposible de Sergio Rodríguez a aro pasado, la fortaleza de Velickovic en el rebote (10 atrapó) y los puntos del nuevo ídolo de la grada, el joven Mirotic (19 logró), levantaron el merecido aplauso general, el de Messina incluido, que ni siquiera añoró al lesionado Reyes, lógico cuando a su equipo le dio por tener un acierto en el tiro de dos cercano al 70 por ciento. Y eso no hay rival que lo aguante.

Suerte desigual hubo en el resto de partidos con equipos españoles. El Caja Laboral derrotó con holgura al Partizán (87-71) y el Barça hizo lo propio, aunque con enormes dificultaes, ante el Montepaschi (73-72). Por contra, el Unicaja cayó frente al Brose (70-72). El Valencia ya había conseguido la clasificación ayer, por lo que los cinco equipos españoles acceden al Top 16, una cifra jamás alcanzada. El Madrid y el Caja Laboral lo hacen como segundos de grupo; el Barça y el Unicaja como terceros, y el Power Valencia como cuarto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.