"Necesito cinco podios"

Alonso confía en el F10 y en el equipo para mantenerse en la lucha por el título hasta el final del campeonato

Estaba lloviendo cuando Fernando Alonso entró esta tarde en el circuito de Singapur. No caía un diluvio como el del miércoles por la tarde, pero el piloto asturiano se mojó antes de entrar en el pabellón de Ferrari. ¿Habrá agua en la carrera del próximo domingo? Esta es la pregunta que se están haciendo los equipos. Parece que no. Pero en este país nada es descartable. "A mí no me preocupa", confesó el asturiano. "Con agua siempre hemos corrido bien". Sin embargo, la gran preocupación de Alonso es ahora mismo acabar en el podio en las próximas cinco carreras, las últimas del campeonato. "Es la única posibilidad que tenemos de mantenernos en la lucha por el título. Cualquier error, como el de Spa por ejemplo, nos condenaría definitivamente".

Más información

Alonso es tercero en el campeonato, con 166 puntos, y se encuentra a 16 de Hamilton, segundo, y a 21 de Webber, el líder. "Sé que Red Bull se adaptará mejor que nuestro Ferrari a este circuito", prosigue Alonso, sabiendo que Singapur es muy similar a Montecarlo y que allí Webber ganó y el equipo de las bebidas energéticas hizo el doblete. "Sin embargo, el F10 ha mejorado mucho. Tenemos un coche que funciona bien en las rectas y en las curvas. Estamos en medio de nuestros grandes rivales: no tenemos la velocidad de los McLaren, ni la adherencia aerodinámica de los Red Bull. Pero no hay que engañarse, los Red Bull son los favoritos aquí".

El equipo estrena una nueva evolución en el F10 en esta carrera. Lo había anunciado Stefano Domenicalli en Monza. "Mejoraremos el suelo y toda la parte baja del coche", dijo el director de la escudería italiana. Ayer, Alonso lo corroboró: "Son mejoras que hemos estado probando durante mucho tiempo, desde primeros de agosto, en el túnel de viento. Las pensamos para Singapur, para ganar carga aerodinámica. Cambios en el fondo del coche y un nuevo alerón delantero. Esperamos ganar unas décimas que nos acerquen más a los Red Bull".

Otro de los problemas que plantea esta carrera de Singapur es el de los horarios. Es la única carrera de la temporada que se disputa en horario nocturno -comienza a las 20.00, las 14.00 en España- y eso obliga a los pilotos a mantenerse en el horario europeo. Es decir, a cenar a la una de la madrugada y a irse a la cama a las dos, para levantarse a las 13.00 y desplazarse al circuito a las cinco de la tarde. "La adaptación no es fácil", comenta Alonso. "El cuerpo va por un lado y los horarios por otro. No está acostumbrado a hacer deporte por la noche. Tú mantienes el cuerpo con horario europeo, pero lo que ven tus ojos es que es de noche. Pero mañana espero estar ya al 100% en todos los sentidos".

Tras la victoria en Monza, la unión en Ferrari es absoluta. No quieren ni oír hablar de guerras internas entre sus dos pilotos. "No las hay", afirma Alonso. "Hemos demostrado que estamos unidos. Eso no significa que tanto Felipe como yo no queramos ganar. Por eso nos tocamos en Monza. Pero hay un gran respeto mútuo. Y eso es algo que muchos otros equipos no pueden decir".

Alonso ganó la carrera de Singapur en 2008 con Renault, después de que su compañero de equipo Nelsinho Piquet se accidentara justo cuando el asturiano acababa de realizar su repostaje. Fue considerado un accidente provocado por Briatore y Symonds, responsables de Renault en aquel momento. "Puede que otros lo crean así, pero yo guardo un buen recuerdo de aquella victoria y del podio que logré el año pasado con un coche que no era para estar ahí". Esta vez, con el F10, necesita al menos repetir. Y esperar que Webber, el líder del Mundial, acabe detrás de él.

Fernando Alonso comparece ante los medios en el GP de Singapur.
Fernando Alonso comparece ante los medios en el GP de Singapur.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción