Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arsenal y Chelsea, dos rodillos en la 'Premier'

Cesc reaparece en la goleada sobre el Blackpool (6-0), mientras que los de Ancelotti apabullan al Wigan (0-6) a domicilio

El Arsenal maquilló el mal juego ofrecido en Anfield la semana pasada con una espectacular goleada sobre el Blackpool (6-0) en el Emirates Stadium de Londres. Lejos de la imagen ramplona y defensiva que dejaron en Liverpool, los gunners arrollaron a su rival con una actuación estelar de Theo Walcott, autor de tres goles que encarrilaron el triunfo del equipo de Arsène Wenger, en el que volvió a dejar su sello el español Cesc Fábregas con media hora de juego notable.

El Arsenal recuperó su señas de identidad, la verticalidad, el flujo permanente del balón y el pase al primer toque, para arrollar a un débil Blackpool. No obstante, los de Ian Holoway poco pudieron hacer ante un rival que imprimió un ritmo vertiginoso desde el pitido inicial. Eso sí, la expulsión a la media hora de Evatt les pasó factura y propició el gol de Arshavin desde el punto de penalti. Antes, Walcott ya había perforado la portería y Diaby, el propio Walcott -en dos ocasiones más- y Chamack redondearon la goleada.

El Chelsea, un ciclón

Si la exhibición del Arsenal concede crédito a los de Wenger, el Chelsea volvió a refrendar su potencial con una nueva goleada. Esta vez, la víctima fue el Wigan. Los de Ancelotti demostraron que están en plena forma con un recital ofensivo. Primero desgastaron a su rival y posteriormente lo noquearon al contragolpe. En ese terreno, futbolistas como Malouda, que inauguró el marcador, se sienten como pez en el agua.

A Anelka, que fue protagonista esta semana por unas duras declaraciones contra la Federación Francesa después del episodio del Mundial, no le tembló el pie y marcó en dos ocasiones, al igual que Kalou, que con su doblete sitúa al equipo londinense en los más alto de la tabla.

Bale rescata al Tottenham

Mientras, el Tottenham, equipo al alza tras completar una temporada magnífica el año pasado, selló un importante triunfo a domicilio ante el Stoke City por 1-2. En esta ocasión, el combinado dirigido por Harry Redknapp se encomendó a Gareth Bale, un prometedor carrilero que marcó dos goles ante un rival siempre correoso en su estadio.

El Everton, por su parte, no pudo pasar del empate (1-1) ante el Wolverhampton en Goodison Park. El conjunto de Liverpool, comandado por el vasco Mikel Arteta, se adelantó por medio del australiano Tim Cahill, pero poco después, Ebanks-Blake neutralizó el tanto de los toffees. Por último, el Blackburn Rovers de Michel Salgado cayó derrotado (2-1) por el Birmingham, el West Bromwich venció (1-0) al Sunderland mientras que en el derbi londinense de la jornada, el West Ham perdió en casa (1-3) ante el Bolton.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.