Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

París aplaude a Verdasco

El español vence por 6-4, 6-2 y 6-2 al ruso Kunitsyn en su estreno

11.00h en París. Cruel sol en la mañana. Sillas vacías en la pista Suzanne Lenglen... y Fernando Verdasco, en los telediarios por su lengua caliente y palabrotas durante la final perdida contra el francés Richard Gasquet en Niza, que sale a la pista entre aplausos. Había más banderas de España que otra cosa. Chicas vestidas de gitana. Se oía a su banquillo dándole ánimos: "¡Suelta la fuerza!". Y Verdasco, mientras se hablaba de nuevo a sí mismo, mientras le decía cosas a su banquillo, sobre todo tras perder un punto en el que el ruso Igor Kunitsyn, su rival, le dio hasta tres veces a la cinta, que va construyendo pelotazo a pelotazo su victoria de primera ronda (6-4, 6-2 y 6-2). Luego, firma en una cámara: "I see you (os veo). Besos".

"Estoy contento por haber ganado y por mi nivel. Con el público, hoy, no he tenido ningún problema", explica el madrileño, que todavía tendrá que pasar el examen de competir en la Philippe Chatrier, la central de Roland Garros. "Siempre esperas lo peor para que si ocurre no te sorprenda... pero no tengo nada más que decir", prosigue en una rueda de prensa desierta de periodistas franceses. "Siempre estas noticias tienen más repercusión que las deportivas. Me da tristeza y no solo a mí. Yo he venido aquí a jugar lo mejor posible". ¿Y su papel de favorito? "Me veo con fuerzas para hacer un gran torneo. El cuadro es durísimo. Sería una fantasmada decir que voy a ganar teniendo, en teoría, a Kohlschreiber en tercera, a Almagro en octavos y a Nadal [que juega ahora contra el francés Mina] en cuartos".

El número nueve no es el único favorito que debuta con calma en el torneo. Justine Henin, cuatro veces campeona en Roland Garros, se deshizo de Pironkova por 6-4 y 6-3, mientras Carla Suárez, que llevaba toda la semana dudando sobre si jugaba o no, tanto le dolía el tobillo y el peroneo, saltaba a la pista contra la bielorrusa Govortsova y con una aparatosa tobillera. Perdió 7-6 (9: tuvo seis puntos de set) y 6-1.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.