Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real paga muy cara su euforia

El equipo blanquiazul perdió ante el Córdoba en una tarde aciaga

Ante la envidiable trayectoria realista y el exceso de optimismo, la consigna previa del partido ante el Córdoba era huir de la euforia. Nada más lejos de la realidad. La Real pagó muy cara su visita al Nuevo Arcángel, con una clara derrota, la lesión en la rodilla de Bravo y la expulsión de Prieto en una tarde aciaga y de mal juego en el conjunto donostiarra.

El partido comenzó con ritmo y bajo la presión del conjunto verdiblanco que llevó la iniciativa en el juego. Lucas Alcaraz planteó un encuentro muy táctico, con una sólida estructura defensiva muy difícil de doblegar. El ex blanquiazul Gerardo estrelló el balón en el poste izquierdo de la portería Bravo tras sorprender al cancerbero chileno con un zurdazo desde fuera del área.

CÓRDOBA, 2; REAL SOCIEDAD 0

Córdoba: Raúl Navas, Gerardo, Richy, Agus, Fuentes; Arteaga, Carpintero (Lauren, m. 50), Scotti, José Vega (Dañobeitia, m. 89); Asen y Pepe Díaz (Juanjo, m. 74).

Real Sociedad: Bravo (Zubikarai, m. 78); Carlos Martínez, Mikel González, Ansotegi, De la Bella; Rivas, Elustondo (Zurutuza, m. 68), Griezmann (Nsue m. 62), Xabi Prieto, Aranburu; Carlos Bueno.

Goles: 1-0. M. 40: Arteaga. 2-0. M. 84: Juanjo.

Árbitro : Trujillo Suárez. Expulsó a Xabi Prieto (m. 56) por doble amarilla y aRichy (m. 90). Amonestó a José Vega, Gerardo y Bueno.

Unos 13.000 espectadores en el estadio El Arcángel.

La Real jugó mal, sin profundidad en su ataque, con una única aproximación en la portería rival tras una buena combinación entre De la Bella, Bueno y Griezmann, que el interior zurdo francés culminó con un disparo cruzado. Exiguo bagaje ofensivo ante un impetuoso Córdoba que malgastó un claro penalti cometido por Mikel González con una patada dentro del área a Pepe Díaz. El delantero cordobés lanzó flojo a la izquierda de Bravo que paró y adivinó el lanzamiento.

Del acierto del portero chileno en la pena máxima se pasó al error y al propio despiste de Bravo en la colocación de la barrera en la ejecución de un libre directo de Arteaga. Muy listo, el interior derecho sevillano sorprendió con un balón envenenado con rosca que se cuela por el poste derecho, ante la mala colocación de Bravo, muy adelantado en el primer poste. El conjunto realista recibió un duro castigo con la expulsión de Xabi Prieto. Misión imposible tras la inesperada lesión de Bravo en su rodilla derecha tras un encontronazo con Assen. Su sustituto Zubikarai tampoco pudo impedir el segundo gol obra de Juanjo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.