Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El susto de Llorente es leve

El delantero se une a la larga lista de bajas para mañana, en Santander.- La plantilla ve muy cerca la clasificación europea

La tranquilidad se apoderó ayer de Lezama. Al regreso de Madeira, Joaquín Caparrós suspiró cuando los médicos del Athletic le dijeron que la lesión de Fernando Llorente no era para preocuparse, y a esta noticia positiva para el futuro de un equipo dependiente del delantero internacional se unió la creencia generalizada de que la continuidad en Europa estaba asegurada.

En este clima de relativa calma, el Athletic afronta la vuelta a la Liga donde sigue teniendo más de una asignatura pendiente. Mañana jugará en Santander frente a un Racing angustiado sin la referencia de Llorente. El jugador, sustituido en el minuto 40 del partido con el Nacional debido a un "dolor muscular en la parte interna del muslo derecho", no presenta una lesión de gravedad, según la prueba médica a la que fue sometido ayer.

El internacional acusa un dolor muscular en el muslo derecho

La exploración realizada "no ha revelado hallazgos significativos en la musculatura" del delantero internacional, si bien el parte emitido por el Athletic especifica que "será necesario esperar la evolución de la dolencia en las próximas horas antes de emitir un pronóstico".

En consecuencia, Llorente no jugará frente al Racing (17 horas) y se sumará así al capítulo de bajas por lesión del que ya forman parte Toquero, Ocio, Zubiaurre, Iturraspe y Muñoz. Además, y a falta del último entrenamiento previo de esta mañana es dudosa la presencia en Santander de Susaeta, Yeste, Vélez y Koikili, quien se cayó a última hora del once inicial frente al Nacional de Madeira debido a un proceso gripal. Enfrente les espera un equipo que ve cómo su técnico, Juan Carlos Mandía, puede ver comprometido su futuro si vuelve a tropezar.

A su vez, los rojiblancos vuelven a la competición con el convencimiento de que tienen en la mano su continuidad en el fútbol europeo. Sólo necesita sumar un punto en los dos partidos que le restan de la liguilla del Grupo L —contra el Austria, en Viena, y el Werder Bremen, en San Mamés— para entrar en los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

Como reflejo de este estado de ánimo optimista, Javi Martínez valoró como "bueno" el punto en Portugal "para dejar la clasificación casi hecha".

El centrocampista navarro, sorpendido favorablemente de que hubiera cerca de mil seguidores rojiblancos en las gradas del estadio del Nacional, sostiene que "era importante sobre todo puntuar para encarrilar la clasificación. El objetivo se cumplió", admitió al regreso de la expedición rojiblanca al aeropuerto de Loiu (Vizcaya).

Mientras, el Athletic trata de rentabilizar su imagen como proyección de marketing. En este contexto se entiende que una empresa de cervezas, vinculada a Bilbao, ha decidido lanzar al mercado en los próximos días 240.000 botellas, que los aficionados podrán conseguir en los establecimientos de hostelería de Vizcaya.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.