Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA UNO

Massa vuelve a subirse a un Ferrari

El piloto conduce un monoplaza por primera vez tras su accidente aunque la escudería descarta que vuelva a competir "en breve"

El brasileño Felipe Massa ha vuelto a ponerse al volante de un monoplaza en el circuito modenés de Fiorano (Italia) por primera vez tras el grave accidente que sufrió el pasado 25 de julio durante la segunda ronda de clasificación del Gran Premio de Hungría. El piloto hizo su primera vuelta al circuito, tras 79 días alejado de las pistas, a bordo de un Ferrari F2007 en el circuito privado de la escudería italiana en Fiorano. Después de una primera vuelta, el piloto brasileño entró en boxes para, posteriormente, volver a salir a la pista y realizar una nueva serie de giros al trazado.

La escudería del "cavallino rampante" ha señalado en un comunicado en su página web que esta prueba no anuncia en "ningún modo" la vuelta del piloto a la competición en "tiempos breves". Asimismo, Ferrari ha especificado que se procederá "gradualmente y sin ninguna prisa" para permitir la total recuperación del piloto. Y ha puntualizado también que, pese a que el chequeo neurológico al que se sometió Massa el pasado sábado en París concluyó con resultados satisfactorios, su vuelta a la competición no es aconsejable en los próximos dos meses. "Sobre un verdadero regreso a la Fórmula Uno se podrá hablar, por tanto, a principios de la próxima estación de 2010. Y sólo entonces se llevarán a cabo los controles médicos oficiales solicitados por la FIA", ha puntualizado el equipo italiano.

El piloto brasileño de Ferrari sufrió un grave accidente durante el Gran Premio de Hungría de Fórmula uno al quedar inconsciente tras ser golpeado en el casco por una pieza desprendida del Brawn de su compatriota Rubens Barrichello y chocar contra la barrera de protección. Massa tuvo que ser operado en la zona cercana al ojo izquierdo, donde le fue implantada una placa metálica.

"Cuando estaba en el monoplaza parecía que no hubiera pasado nada. Soy el mismo bastardo de antes", ha bromeado el piloto tras las pruebas. "No he tenido ningún problema en la vista y hoy estaría preparado para hacer, no una, sino dos carreras seguidas. Obviamente hay que respetar los plazos y precauciones. Pero subiendo al coche puedo decir que estoy como antes del accidente", ha agregado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.