VELA | VUELTA AL MUNDO

El Telefónica Azul recorta distancias tras su paso por el Cabo de Hornos

La embarcación española reduce 140 millas náuticas con el líder sueco Ericsson 3

El 'Telefónica Azul ' español, al mando del campeón olímpico Iker Martínez ha cruzado la meta volante del cabo de Hornos este jueves al mediodía (hora española) después de una gran remontada en las últimas hora, cuando se ha cubierto la trigésimo tercera jornada de la quinta etapa de la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo con escalas.

Favorecida por vientos del Noroeste de has 40 nudos (72 Km/h.) la embarcación española, navegando hacia el Este, ha recortado 140 millas (260 Km.) con respecto al líder, después de ser la unidad más rápida de la flota en la jornada y cubrir 410 millas (760 Km.) a puntas de velocidad de 20 nudos (37 Km/h.). Los cuatro primeros clasificados han cubierto ya su primera jornada ascendiendo hacia el Norte del Atlántico Sur. Después de dejar las Malvinas por el Oeste, viraron hacia el Noreste (sobre las 23:00 hora española de ayer noche) para evitar vientos racheados del Norte e ir al encuentro de vientos portantes del Sudoeste,a unos 900 kilómetros de las costas de Argentina.

Las diferencias entre ellos apenas han variado entre ellos durante las últimas 24 horas. El 'Ericsson 3' de Magnus Olsson mantiene, a unas 1.600 millas (3.000 Km.) de la meta de Río de Janeiro, unas 50 millas (90 Km.) de ventaja sobre el 'Ericsson 4' del brasileño Torben Grael. El 'Puma' estadounidense Ken Read, en tercera posición, ha recortado unas 20 millas (37 Km.) a la embarcación de Grael y se encuentra a unas 70 (126 Km.) de su popa. Una situación similar acompaña al Green Dragon, que ha estirado y reducido su distancia frente a la cabeza de la flota en cada parte de posiciones y también mantiene unas 70 millas de desventaja con los estadounidenses.

Después de casi veinticuatro horas rumbo Norte, los líderes todavía no se han encontrado con las aguas cálidas que esperan desde hace días. Los cinco barcos reportan aún temperaturas de entre 10 y 12 grados, entorno bien diferente al que les espera en Brasil.

No obstante, la celebración de rigor en el barco ha sido breve. Iker señaló: "Nos hemos sacado unas fotos y Gabrielle Olivo, el responsable de comunicaciones del barco ha sacado una petaca con un poco de grappa, original de su tierra. Le hemos dado un trago a la salud del barco, por habernos traído hasta aquí, y otro por el Rey Neptuno, por haberse portado bien y no habernos azotado con ninguna gran tempestad. Finalmente, hemos tomado otro para cada uno de nosotros, como manda la tradición".

Lee el blog de Iker Martínez, patrón del Telefónica Azul

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS