Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Hedwiges Maduro | Jugador del Valencia | COPA DE LA UEFA | Valencia -Dinamo de Kiev

Maduro: "Esperaré mi momento, a Albelda y Baraja les quedan dos años"

Siempre está de buen humor. Reía hasta cuando ni siquiera entraba en las convocatorias. Una risa inocente. La de un niño que se confiesa alegre por una simple razón: "El fútbol me hace muy feliz". Hedwiges Maduro (Almere, Holanda; 13 de febrero de 1985) fue paciente. Llegó hace un año y pasó sin pena ni gloria por el peor Valencia de la última década, a las órdenes del mismo técnico, Ronald Koeman, que lo hizo debutar en Holanda. Emery le animó a marcharse a su llegada. Pero él, un producto del Ajax, admirador de Rijkaard y Van Basten, resistió. Mañana su equipo recibe al Dinamo de Kiev en Mestalla (21.30, La Sexta).

Pregunta. ¿Es muy cabezota?

Respuesta. Un poquito. El fútbol es un deporte extraño. Yo no contaba nada al principio. Pero todos los jugadores tienen su oportunidad. Yo también. Aproveché esas oportunidades y ahora juego mucho.

P. ¿Con qué cree que ha convencido más a Emery, con su actitud o con sus cualidades?

R. La actitud es muy importante. Se ve en cada partido y en cada entrenamiento. Lo de las cualidades es diferente. Yo soy un buen futbolista, pero en actitud voy muy bien. He conocido a muchos jugadores con grandes cualidades pero poca actitud.

P. Había jugado antes de central, ¿pero de lateral?

R. No. (Y ríe). Mi primera opción es el centro del campo. Soy centrocampista, ¡eh! Juego en muchas posiciones, pero hay que recordárselo a la gente.

P. ¿Se lo ha dicho a Emery?

R. Sí. Él lo sabe. Pero ahora tenemos muchos lesionados atrás. Y estoy para lo que me necesite. Como central no tengo problema, pero en el lateral estoy un poquito incómodo, no me gusta. Aunque después de los últimos tres partidos me siento cada vez mejor. En el centro del campo tengo más espacios. Es donde he jugado toda mi vida.

P. En los últimos años el Valencia ha fichado, sin éxito, hasta a ocho jugadores para suplir a Albelda y Baraja.

R. Son muy importantes para el club, por su experiencia. Yo soy joven. Esperaré, con tranquilidad, mi momento. Albelda tiene 31 años y Baraja 33, les quedan dos años más. A mí me quedan tres años y medio de contrato. Yo aprendo mucho de ellos, de la posición, la estrategia, cómo defender... Me fijo sobre todo en Albelda, que es más defensivo, como yo.

P. Prefiere un 4-3 a un 1-0, como Emery.

R. En el Ajax el fútbol es mucho más ofensivo, similar al del Barça, con un 4-3-3. Me gusta que haya muchos goles y muchos espacios.

P. En los últimos partidos se ha intentado corregir esa tendencia al fútbol total. Se encajaban demasiados goles. ¿Por qué cuesta encontrar el equilibrio?

R. El equipo juega con las líneas más juntas ahora. En los últimos tres partidos hemos encajado solo un gol en cada partido; es más, contra el Depor y contra el Dinamo, de estrategia. Antes encajábamos dos y tres goles. Claro que ahora también hacemos menos ocasiones de gol porque se juega con dos pivotes más defensivos. Sólo atacan los cuatro jugadores de arriba.

P. ¿Por qué cree que Koeman no triunfó en Valencia?

R. Es una buena persona y un buen entrenador. En Valencia tuvo mala suerte. El equipo perdió la confianza en Liga, cada partido era una derrota o un empate. En Copa, en cambio, fue diferente. Jugamos muy bien contra el Atlético, el Barça... Fue un tema mental. En equipo entró en una espiral negativa.

P. Sus compañeros le comparan con Barack Obama. ¿Ha significado su elección algo especial?

R. No, no mucho. Sólo que en el equipo me llaman presidente. No Obama, presidente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.