Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO | VUELTA A ESPAÑA

Contador revienta la Vuelta

El ciclista de Astana se ha impuesto en la etapa reina y se enfunda el jersey oro

Se acabaron las especulaciones. El ciclista español de Astana Alberto Contador ha dado un golpe en la mesa y se ha adjudicado la etapa reina de la vuelta Ciclista a España, en el día de la ascensión del temido puerto de especial categoría, el alto del Angliru, en una subida espectacular del de Pinto donde ha aventajado en 42 segundos a Alejandro Valverde, que ha atravesado la meta en segunda posición.

Todo parecía indicar que la etapa de hoy marcaría un punto de inflexión en la clasificación general de la Vuelta a España. El pelotón afrontaba la decimotercera etapa, en un día trece. Sin duda una mala noticia para los que sufren de triscaidecafobia (miedo al número 13) y para colmo, la ascensión al mítico puerto del Angliru con casi trece kilómetros de ascensión y rampas que hacen que se levante la bicicleta (hasta el 23.5% de pendiente).

Pero el infierno del Mortirolo español no ha llegado hasta el final de etapa. Antes, el pelotón ha tomado salida desde la localidad cántabra de San Vicente de la Barquera con la baja previsible de Óscar Freire (Rabobank), que ha decidido plantarse para preparar el Campeonato del Mundo de Varese que se celebrará la última semana de este mes.

Ya en carrera, el ciclista francés Christophe Kern (Credit Agricole) ha sido el primero en probar fortuna y ha coronado primero el Alto de Ortigueiro, de tercera categoría. El infierno que se le presentaba al galo, le ha hecho recapacitar y poco después ha optado por esperar a otros dos aventureros, Maarten Tjallingii (Silence-Lotto) y el siempre activo Matej Jurco (Milram) para intentar la proeza. Aunque la distancia de los escapados llegó a los once minutos, con la ascensión al primer puerto de primera categoría, el Alto de Arnicio, las diferencias con el pelotón se vieron recortadas gracias al trabajo del equipo Astana, que se comprometió a tirar del grupo durante toda la etapa, con la intención de lanzar a Contador en el temido Angliru.

Con la mitad de la decimotercera etapa consumida y con la vista puesta en el Alto de la Colladona, la lluvia hizo acto de presencia y el ritmo del pelotón se incrementó con el propósito de recortar lo máximo posible a los fugados antes de la última ascensión de primera categoría, para afrontar el Angliru en igualdad de condiciones entre los candidatos al triunfo.

Y fue en la antesala del puerto de categoría especial, el Alto del Cordal, cuando el equipo kazajo, con Paulinho a la cabeza, castigó las piernas del pelotón y dejó al grupo reducido a 20 corredores. Pero la mala noticia llegó con el abandono de Igor Antón, tras caerse en la bajada del puerto del Cordal, frustrando las esperanzas del ciclista revelación de esta edición de la Vuelta.

El Angliru, juez de la Vuelta

Por fin llegó el plato fuerte de la Vuelta. Con cambio de bicicleta de Sastre y la máxima esperanza de Euskaltel fuera de carrera, los grandes favoritos tomaron las posiciones delanteras del pelotón para primero observar y después atacar en las duras rampas del Angliru. Un puerto dividido en dos tramos. El primero, con más de cinco kilómetros y una pendiente media del 6.8%, ha servido para neutralizar primero a Tjallingii y Jurco y a falta de diez kilómetros para el final, hacer lo propio con Kern y dejar la etapa en manos de los elegidos.

La segunda parte, más extensa y dura, con rampas de hasta el 23.5% se ha iniciado con el superioridad del equipo de Contador, ayudado por Leipheimer y José Luis Rubiera de escoltas, que no han tardado en descolgar al hasta hoy jersey oro, Egoi Martínez. Por su parte, Alejandro Valverde ha lavado su imagen rompiendo el grupo de cabeza junto a su compañero Joaquín Rodríguez y Contador. Pero la reacción del de Pinto no se ha hecho esperar y saltando en la bicicleta se ha lanzado al ataque y ha impuesto su ritmo imparable, que ha dejado a Valverde retorcido en las cuestas de Cobayos.

Todavía quedaba La Cueña les Cabres, con pendientes de 23.5%, pero para entonces, Contador ya estaba saboreando el jersey oro y lejos de conservar la diferencia, el ganador del último Giro, se ha vuelto a poner de pie en la bicicleta para entrar en meta con una ventaja de 42 segundos sobre Alejandro Valverde. La clasificación general queda comandada por Contador, seguido de su compañero de equipo Leipheimer a poco más de un minuto y tercero se coloca Carlos Sastre a tres minutos. Mañana, la ronda española saldrá desde Oviedo para acabar en la estación de esquí Fuentes de Invierno, con seis ascensiones a puertos de montaña, dos de ellos de primera categoría y con un recorrido de 158 kilómetros.