Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tim Burton: "Mi terror es impresionista, no realista"

El director estadounidense presenta en España su último trabajo, un musical sangriento sobre una venganza monstruosa

Vestido todo de oscuro, como las historias que cuenta, y con su característico pelo revuelto, el director estadounidense Tim Burton ha presentado este mediodía en Madrid su último y premiado trabajo, Sweeney Todd. Con Johnny Depp (sexta colaboración entre ambos) y Helena Bonham Carter, Sweeney Todd es un sangriento y terrorífico musical sobre una venganza, basado en la obra creada en los años 70 por Stephen Sondheim. Sangre y horror a partes iguales, la película tiene la "intención de ser impresionista, no realista", según Burton.

No es la primera vez que Burton se aventura en un musical. Ya lo hizo con la película de animación Pesadilla antes de Navidad. Reconoce que no es su género favorito, pero repite, y de forma "muy estimulante", ya que ahora dirige a seres humanos en una historia que enfrenta a la "belleza y la emoción de la música frente al horror y el humor de una película de terror. Y todo esto unido a un amor trágico, que hace de ella una obra singular".

Johnny Depp es, por sexta vez en su carrera, el protagonista de la historia de Tim Burton. Interpreta a un barbero al que le arrebatan a su mujer y su hija y es enviado a prisión de forma injusta. Al salir de la cárcel, sus ansias de venganza superan cualquier otra emoción. Depp y Burton forman una de las parejas profesionales más carismáticas e imaginativas del cine estadounidense.

"Parece que he trabajado con seis personas diferentes, siempre hace algo novedoso", ha dicho Burton sobre el actor. "Está considerado como un galán, como un protagonista, pero yo le veo más como un actor de personaje, como si fuera una estrella de película de terror antigua". Antes de este musical, juntos han rodado Eduardo Manostijeras, Ed Wood, Sleepy Hollow, Charlie y la fábrica de chocolate y La novia cadáver.

Sweeney Todd está acumulando premios en las últimas semanas. En los Globos de Oro se llevó el premio al Mejor musical o comedia y Depp, al Mejor actor en un musical o comedia. Burton y su esposa, Bonham Carter, también eran candidatos. A Burton los premios le gustan, pero no son su prioridad: "hago películas para pasarlo bien y, además, normalmente los premios no van para las películas musicales de terror". El martes 22 de enero se conocerá si es candidata a algún Oscar.

"También es para niños. Raros, pero niños"

La sangre es uno de los protagonistas de la película. No es gratuita, ha explicado Burton, "la sangre ya estaba ahí la primera vez que vi la obra. Con menos sangre sería como quitar a un personaje". A pesar de tanto rojo y tanta muerte, Burton cree que esta película, al igual que Sleepy Hollow, otra de sus obras de terror, es apta para un público más infantil ya que considera que el terror también es "para niños. Raros, pero niños".

Burton, que niega tener un universo propio porque considera las etiquetas puestas en Hollywood como "algo negativo", defiende las películas fantásticas porque son como la vida en sí misma: tienen "muerte, dolor, humor, lo oscuro. No quiero convertirme en una cosa, quiero ser un ser humano", ha dicho Burton.

El autor de la obra, Sondheim, colaboró con Burton a la hora de elegir a los actores. A Johnny Depp "lo aceptó incluso antes de oírle cantar". Burton también se muestra encantado con el reparto y admite que eligió bien y que fue una buena idea "tener a actores que cantan antes que a cantantes que actúen". Burton hace recaer el mérito de la historia en el texto de Sondheim: "las canciones hacen a los personajes, marcan sus movimientos, la forma en que Johnny (Depp) cogía la navaja".

Burton, simpático y sin prisas (algo poco habitual en las estrellas de Hollywood cuando se encuentran con la prensa), ha seguido varias bromas planteadas por los periodistas. El morbo de ser "cruel" con su mujer por una escena determinada de la película se vio dulcificado al quedarse ella embarazada en mitad del rodaje.

También ha bromeado con que de pequeño él no tenía amigos y le dejaban de lado por raro, pero que ahora hace este tipo de películas como una "particular venganza". Preguntado sobre las aportaciones autobiográficas a su obra, y en especial a ésta última película, Burton ha bromeado con que él es igual que el monstruoso Sweeney Todd: "estoy todo yo, en lo que me he convertido. Asusta. La única diferencia es que yo no sé cantar".

Sweeney Todd se estrena en España el 15 de febrero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.