Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VOLEIBOL | ESPAÑA 3 - FILANDIA 1

España mantiene vivo el sueño olímpico

La selección nacional de voleibol se clasifica para la final del Preolímpico tras vencer a Finlandia (3-1)

La selección española de voleibol mantiene vivo el sueño de conseguir en Esmirna (Turquía) el billete para Pekín''08 al clasificarse hoy para la final del Preolímpico merced a un brillante triunfo sobre Finlandia por 3-1.

Mañana, a partir de las 15.00 hora peninsular, España luchará en la final por el triunfo y el acceso directo a los Juegos Olímpicos sin necesidad de tener que esperar al Preolímpico mundial.

El conjunto que dirige el argentino Marcelo Méndez fue en esta oportunidad bastante superior al nórdico, al que ya había vencido en la semifinal del pasado Europeo de Rusia, en el que los entonces dirigidos por el italiano Andrea Anastasi se proclamaron campeones continentales. Tan solo en la segunda manga Finlandia mandó con cierta nitidez. En las otras tres el equipo de Méndez volvió a exponer el gran nivel de juego que le llevó al cetro europeo.

El año pasado, en la semifinal europea, España venció por 3-2 con muchos apuros. En esta oportunidad la defensa y el bloqueo acabaron con las ilusiones nórdicas casi por la vía rápida.

El inicio del encuentro fue equilibrado. España controló la primera manga, que se llevó por 25-22, y Finlandia la segunda, que se saldó con un 22-25 después de los errores de recepción en los pupilos de Méndez. Sin embargo, a raiz de las tablas España sacó a relucir lo mejor de su repertorio, sobre todo en defensa, con la que cercenó todos los intentos de Finlandia, mientras que en ataque Miguel Ángel Falasca fue el cerebro que lanzó a sus compañeros.

De esta manera, el 16-10 era la más clara demostración del dominio de España, que cerró el parcial con 25-16 tras un ''primer tiempo'' de Julián García-Torres. Pero quizá aún mejor fue la cuarta manga. El bloqueo de España se dio un festín y el equipo de Mauro Berruto se descompuso de manera paulatina. Dos intercepciones seguidas supusieron la primera escapada de la selección española (12-8) y otros dos bloqueos sentenciaron el parcial y el partido (18-12), porque el conjunto de Méndez ya no permitió la reacción de Finlandia.

Con los nórdicos hundidos, desesperados de su incapacidad, España selló la victoria de manera autoritaria y hasta plácida a la esperade la final de mañana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.