Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Espanyol 0 - Valladolid 1 | FÚTBOL

El Valladolid gana en casa del Espanyol

El club catalán echa de menos a Raúl Tamudo, Iván de la Peña o Rufete

Como sucedió hace un año en la primera jornada de la pasada Liga con la visita al Lluís Companys del Gimnástic, un recién ascendido, en este caso el Valladolid, se llevó los tres puntos del campo del Espanyol en el estreno de campaña. El conjunto vallisoletano fue además justo vencedor tras un partido con una primera parte casi sin ocasiones y una segunda en la que llegó el tanto de Llorente y el posterior buen hacer de los de José Luis Mendilibar, que estuvieron muy cerca de aumentar su marcador.

El Espanyol, por contra, pagó muy caras las ausencias de jugadores que son referencias en su esquema como el capitán Raúl Tamudo, Iván de la Peña o Rufete. Sin estas referencias sobre el campo, los españolistas apenas tuvieron más presencia que la de Albert Riera, el mejor por su banda en la primera parte, aunque acabó diluido en la segunda hasta ser sustituido.

Riera protagonizó la mayoría de oportunidades en esa primera mitad, la primera a los siete minutos con una internada hasta la línea de fondo con posterior balón atrás que no encontró rematador. La respuesta la dio seis minutos más tarde Borja con un disparo desde el centro del campo con el que estuvo a punto de sorprender a Kameni.

Llorente, desde la frontal, también lo intentó a punto de cumplirse la primera media hora de partido y, de inmediato, respondió Valdo con un caracoleo en el área y posterior disparo que despejó Butelle. El guardameta del Valladolid estuvo muy acertado en este primer tiempo, especialmente en sus minutos finales, en los que el Espanyol apretó algo más. Con empate a cero se llegó al descanso y en la grada, a falta de fútbol, se habló de la alineación de Ernesto Valverde y la sorprendente suplencia de uno de los recién llegados, el lateral Clemente Rodríguez, que vio como su puesto en el once titular lo ocupaba el canterano Chica.

En la reanudación, Kome demostró que su estado de forma estaba por encima de la mayoría de jugadores sobre el campo y, en el minuto 55, se aprovechó de un error de Dani Jarque para internarse y cederle el balón a Llorente, quien libre de marcaje sólo tuvo que empujar el balón para inaugurar el marcador. Valverde, contrariado, intentó responder con la entrada en el campo de Jonatas Domingos, pero el brasileño aportó poco mientras el Valladolid se dedicaba a hilvanar contragolpes ante la desesperación del rival.

Kome, que acabó sustituido por lesión, era un continuo quebradero de cabeza para la defensa del Espanyol y el conjunto vallisoletano, tras tomar conciencia de que dominaba sobre el césped, comenzó a buscar con convencimiento la portería de Kameni. Rafa tuvo el 0-2 en el minuto 74, pero su remate de cabeza picado se le fue alto tras el bote y Ernesto Valverde, obligado a encontrar recursos de urgencias, introdujo entonces al punta Jonathan Soriano. El remedio tampoco funcionó y el Valladolid coronó sin más problemas el trío de éxitos de los recién ascendidos a Primera División que saldaron con victoria sus respectivos compromisos, mientras que el Espanyol comprobó que tiene que recuperar cuanto antes a los lesionados.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.