Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

España gana a Grecia y revalida el título de campeona de Europa Sub 19

Parejo marcó el gol en un partido donde el combinado nacional acusó el cansancio de las semifinales

La selección española sub-19 reeditó su título continental de la categoría al imponerse por un solitario 1-0 a Grecia en la final del Campeonato de Europa, que se ha disputado en Austria y en la que el combinado nacional aprovechó un regalo rival a balón parado.

No fue un gran partido de los de Juan Santisteban, cansados, sobre todo en la segunda mitad, por el desgaste realizado ante Francia y que encontraron la fortuna en un lanzamiento de falta de Dani Parejo cuando se avistaba el descanso y en el que el portero heleno colaboró. Sin embargo, las mejores ocasiones fueron de la sorprendente Grecia, a la que faltó acierto y, también, algo más de fuelle en los segundos 45 minutos para poner en apuros a la selección española, que conquista su segundo título del año en categorías inferiores, tras el éxito continental de la sub-17.

Partido intenso

El encuentro enfrentaba a dos equipos que ya se habían cruzado en la fase de grupos y que no habían brindado un espectáculo demasiado bonito, dado que el empate sin goles les favorecía a ambos para alcanzar las semifinales como sucedió. En la final, con el trofeo en juego, hubo más intensidad, pero no mejor fútbol.

España comenzó dominando y llevando el peligro hacia la portería de Stratilatis. Los griegos esperaban y buscaban el peligro a través de la velocidad de Mitroglu y Ninis, que fueron los que mejores ocasiones tuvieron, pero que no supieron aprovechar enviando el balón por encima del larguero y sin poder superar la salida veloz de Sergio respectivamente.

El combinado nacional, impulsado por Aarón, frenado en múltiples ocasiones con faltas, iba de más a menos y cada vez encontraba más problemas para llegar al área helena. Sin embargo, en una de las faltas sobre el diez español llegó el tanto del título. Stratilatis colocó la barrera mal esperando el centro de Parejo, y éste le sorprendió con un lanzamiento desde el lateral que entró por el centro de la portería y dar la victoria a los españoles.

Dominio infructuoso de Grecia

En la segunda mitad, el combinado de Juan Santisteban jugó con el resultado favorable y cedió todo el mando a los griegos, circunstancia en la que influía el estado físico de los españoles, castigados por el esfuerzo de las semifinales y por las bajas.

Grecia no lo supo aprovechar, aunque sus acercamientos continuaron siendo los más peligrosos del encuentro. El seleccionador buscó en los cambios el aire necesario para afrontar la recta decisiva del choque del mejor modo posible y poder tener mayor posesión del balón.

Las sustituciones dieron sus frutos. Los griegos, faltos igualmente de demasiado físico, no se acercaron a Sergio salvo en los minutos finales, en los que Zamora, en una contra en el descuento y con el rival a la desesperada, se topó con Stratilatis en lo que habría sido la sentencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.