Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | VALENCIA

Los ultras asaltan el entrenamiento del Valencia

Un grupo de hinchas radicales insultan a los jugadores y obligan a Quique Sánchez Flores a trasladar la sesión a otro lugar

Un grupo de veinte aficionados, identificados como de la Peña Yomus, ha increpado a los jugadores del Valencia durante la sesión de entrenamiento de hoy, lo que ha obligado al técnico Quique Sánchez Flores a cambiar el escenario de la práctica para evitar males mayores. Este grupo de personas ha desplegado dos pancartas durante la sesión de entrenamiento. En una vertical, con una camiseta coloreada de verde con el símbolo del euro, se podía leer: "Esta es vuestra camiseta", mientras que una horizontal más larga rezaba, en referencia a la derrota del sábado ante el Levante: "9-6-2007: vergüenza, ridículo, infamia, de nosotros no os vais a reír".

Los ''Yomus'' ya intentaron en la sesión vespertina de ayer increpar a los futbolistas, pero al ver que era a puerta cerrada, ya que se trataba de un entrenamiento con niños en un acto promocional del club, desistieron de sus intenciones, aunque el Valencia tomó medidas. Cuando los aficionados han llegado al entrenamiento han comprobado cómo el club había aumentado dos miembros la seguridad privada de la ciudad deportiva.

Momentos antes de que comenzara la sesión se ha podido ver a esta veintena en el aparcamiento anexo a uno de los campos donde se iba a ejercitar el equipo. Coincidiendo con la salida de los jugadores, el grupo se ha puesto junto a las vallas para colocar las dos pancartas y a continuación han gritado todo tipo de reproches e insultos a los futbolistas. "¿Qué? ¿Estáis todavía de resaca Sinvergüenzas. ¿Cómo os dejáis humillar? Sinvergüenzas, no tenéis honor ninguno. Idos de vacaciones. Habéis hecho todo lo que podías hacer: el ridículo. A ver si tenéis molestias y no jugáis ninguno el domingo", han sido algunos de los reproches que han dirigido a los futbolistas.

Quique se ha acercado hacia el grupo de seguidores escoltados por el responsable de seguridad de la ciudad deportiva y ha mantenido una conversación de diez minutos, que no ha servido para nada ya que los insultos han continuado: "Albelda, pide más dinero ahora. Morientes, qué bien se vive en Valencia. Joaquín, cuéntanos un chiste". Durante los ejercicios de lanzamientos a puerta, el delantero Fernando Morientes se ha encarado con los seguidores, y cuando se ha dirigido hacia ellos el entrenador le ha parado.

La sesión ha continuado y más tarde ha sido el capitán David Albelda quien ha actuado de la misma manera que Morientes, tras lo cual el técnico ha detenido la sesión y ha ordenado a sus jugadores trasladarse al mini estadio de la ciudad deportiva, en una zona a la que no pueden acceder los aficionados. En el intercambio de campo, David Villa y Curro Torres se han acercado a los hinchas y han hablado con ellos. Posteriormente la policía nacional ha aparecido, aunque para entonces el grupo ya había abandonado el recinto deportivo.

Los incidentes han llevado a los futbolistas a no conceder la habitual rueda de prensa diaria como medida de protesta. Según han explicado fuentes del club, la plantilla estaba disgustada por lo acontecido y había decidido que ninguno de ellos saliera a dar la habitual rueda de prenda para no darle más publicidad a estos hechos y evitar que una posible respuesta se personalizara en el jugador que atendiera a los medios de comunicación.

El entrenador del Valencia, Quique Sánchez Flores, tampoco ha querido comentar nada la respecto cuando ha abandonado la ciudad deportiva, si bien se espera que en la sesión de entrenamiento de mañana se retorne a los cauces habituales de trabajo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.