Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UEFA | GIRONDINS 0 - OSASUNA 0

Esperanzador empate para Osasuna

El equipo navarro sale bien parado de su visita a Burdeos y una victoria en la vuelta le daría el pase

El Osasuna firmó un empate sin goles en su visita al Girondins de Burdeos que le sitúa en el camino que conduce hacia los octavos de final de la Copa de la UEFA. Para el equipo español es un resultado esperanzador pero peligroso. No recibir goles como visitante en la ida siempre es bueno en las competiciones europeas, pero la igualada a cero tiene ''trampa''. En el segundo asalto de la eliminatoria, en el estadio Reyno de Navarra, cualquier empate con goles daría la clasificación al equipo francés.

Girondins de Burdeos y Osasuna ofrecieron un partido más que discreto. El miedo a encajar un gol lastró su juego de ataque y propició en duelo aburrido. No hubo una sola ocasión clara de gol durante los noventa minutos. Los dos equipos se emplearon a fondo por controlar el centro del campo. El argentino Juan Pablo Francia, Rio Mavuba y Julien Faubert marcaron el ritmo por parte del equipo galo. En el Osasuna, fueron Patxi Puñal y el iraní Javad Nekouman quienes lo intentaron. No tuvieron éxito ni unos ni otros. La acumulación de jugadores en una parcela reducida de terreno dio lugar a muchas imprecisiones, numerosas perdidas de balón y poco fútbol. Juanfran y Pierre Webo apenas desbordaron por las bandas, Savo Milosevic casi no entró en juego y el Osasuna se quedó sin armas en la ofensiva.

No mucho más hizo el Girondins en ataque. El joven marroquí Marouane Chamakh, un delantero que apunta buenas maneras, estuvo demasiado solo arriba, mientras que el veterano checo Vladimir Smicer está muy lejos de ser el que fue. Dos jugadas a balón parado que finalizaron Webo (m.10) y Nekounam (m.33) con sendos remates de cabeza sin excesivo peligro fueron lo mejor del Osasuna ante la portería de Rame antes del descanso. El bagaje ofensivo del Girondins en el primer acto se limitó a un disparo raso de Francia que atajó Ricardo sin problemas (m.19) y una llegada por la banda derecha de Franck Jurietti que Faubert no alcanzó a rematar por centímetros (m.44). La ausencia de buen fútbol también marcó la segunda mitad. Dio la impresión de que el empate a cero contentaba al equipo del brasileño Ricardo Gomes y al de José Angel Ziganda.

El Osasuna se mostró muy seguro en la retaguardia, con Josetxo y César Cruchaga impecables, pero casi no se acercó a la portería Rame. El equipo francés puso algo más de empeño en la búsqueda del gol, pero no mucho. Las mejores opciones de gol del Girondins fueron un tiro de Faubert (m.73) que paró con seguridad Ricardo, un disparo lejano de Florian Marange que salió fuera (m.79) y, sobre todo, otro de Gabriel Obertán que detuvo con muchos apuros el portero español (m.89). El Osasuna viajó a Burdeos con la intención de cosechar un buen resultado para la vuelta. Regresa a Pamplona con la misión cumplida pero consciente de que le queda mucho por sufrir.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.