Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:LIGA

Leo Franco mete en Champions al Atlético

El portero rojiblanco detiene dos penaltis y contribuye a la victoria atlética

Leo Franco pudo detener dos penaltis para ayudar al Atlético a entrar temporalmente en puestos de Champions y el Betis e Irureta se asoman un poco más al abismo.

El puesto de portero es el más desagradecido. Al mínimo error empiezan a llover las críticas y, en caso de perder el puesto, recuperarlo es poco menos que una misión imposible. Pero hay días excepcionales en los que el portero se convierte no sólo en el mejor jugador del partido, sino que llega a ser un auténtico héroe. Un caso que todos recordamos es la final de la Champions entre el Real Madrid y el Bayer Leverkusen, con una magnífica actuación de Casillas. Otro caso, que no será tan sonado, es el que se pudo ver hoy en el Ruiz de Lopera.Leo Franco dio tres puntos a un Atlético de Madrid que en condiciones normales se habría vuelto a casa de vacío.

El Atlético, en un partido bastante tristón por parte de ambos equipos, se encontró con un gol de ventaja cuando Galletti logró su primer gol de la temporada al rematar un balón que venía rebotado en Agüero. Con más pena que gloria llegó el final de una primera parte que no aportó nada más que el gol y un arranque intenso pero impreciso, en el que Betis y Atlético optaron más por el balón largo dejando de lado el juego de toque.

Con la segunda parte el panorama continuó exactamente igual. Un fútbol cansino en el que el Betis no supo crear ocasiones y al Atlético parecía no interesarle. Y aún se agravó más cuando Aguirre quitó a Agüero para dar minutos a Mista ("¿ah, cómo, jugó?", preguntará alguno). El Atlético se echó un poco más atrás y llegó el primer penalti. Perea deja el pie y golpea el tobillo de Sobis: penalti claro. Edú lo tira flojo y centrado y Leo Franco logra despejar y levantarse para detener el remate de Juanito.

Apenas diez minutos más tarde Álvarez Izquierdo señaló un penalti como mínimo dudoso por empujón de Seitaridis a Fernando. El jugador malagueño fue el encargado de lanzarlo a la derecha de Leo Franco, que, una vez más, detuvo el lanzamiento. El rechace vovió a Fernando que falló incomprensiblemente un remate de cabeza a puerta vacía.

A continuación, Aguirre metió a Jurado en lugar de Galletti, pero el ex madridista no aportó nada al juego rojiblanco. Y, en un ataque de entrenador, quitó a Fernando Torres (que tampoco había aportado nada) para meter a Costinha. El Betis intentó atacar, siempre sin fe, hasta el final del partido.