Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Primera | Athletic 1 - Atlético 4

El Atlético se pasea en la Catedral

Maxi, Petrov, Agüero y Galletti los goleadores del Atlético; Javi Martínez marcó el de la honra.

El Athletic no inquietó en ningún momento al equipo madrileño y la afición protestó a la conclusión del encuentro. Todos pendientes de un jugador. Sergio Lionel Agüero. 18 años y a sus espaldas toda la ilusión de una afición con ansias de buen fútbol. Aguirre, tras la ausencia de Torres por sanción, decidió ponerlo de titular en la delantera junto a Mista. El técnico mexicano está tratando de quitar presión al joven jugador argentino. Pero llegó el momento.

En la Catedral, Agüero ante su primer examen serio en el fútbol español. En frente, la defensa del Athletic. Una defensa que no está dando mucha seguridad hasta el momento (el Athletic viene de recibir 3 goles ante el Betis) por lo que el argentino tenía una buena oportunidad de demostrar la calidad que tiene en sus botas.

El partido empezó con un Atlético de Madrid bien plantado en el terreno de juego. Luccin y Costinha ocupando todo el centro del campo y molestando la zona de creación del Athletic. En los primeros minutos, dos ocasiones de Luccin y Maxi llevaron peligro a la portería de Aranzubia. Y fue precisamente Maxi ('17) tras un corner, el que adelantó al conjunto rojiblanco. La defensa del Athletic no supo despejar el balón y tras un centro en semifallo de Agüero, Maxi marcó el primero. El internacional argentino es otra de las piezas necesarias para que este Atlético funcione.

En una falta sacada con rapidez por Luccin, Agüero se revolvió y picó el balón por encima de Aranzubia, pero el balón no quiso entrar. Detalle de calidad del "Kun". El Athletic estaba perdido en el campo y antes del descanso todavía se llevaría otro jarro de agua fría. Petrov ('36), se sacó desde fuera del área un zurdazo que sorprendió al portero vasco. Golazo del búlgaro que marcó el segundo del partido y el segundo en su cuenta personal desde que llegara al Atlético el año pasado.

Buena primera mitad por parte madrileña y desastrosa por parte bilbaína. No llegó con peligro en ningún momento al área de Leo Franco y además la defensa dio demasiadas facilidades a los delanteros atléticos, sobre todo en el gol de Maxi. Mucho tenía que mejorar el Athletic para que el partido cambiara de dueño.

Debutó Maniche

Mejoró en voluntad y ganas. Pero no en juego. Con empuje y balonazos creó alguna que otra ocasión pero en ningún momento peligró la victoria colchonera. Para evitar una posible relajación, Aguirre sacó al portugués Maniche por Mista. Uno de los culebrones del verano que por fin se vestía de rojiblanco.

Y llegó la noticia esperada. Gol de Agüero ('64). El "Kun" marcó el tercero tras un gran recorte y un disparo duro que no pudo despejar Aranzubia. Agüero respondió a las expectativas. No sólo por el gol, sino por todos los detalles que dejó a lo largo del partido. Intermitente pero cada vez que aparece lleva peligro. Todo un crack. A última hora forzó un penalti que transformó Galletti.

Lo único positivo para los locales fue el golazo de Javi Martínez ('85). Aunque sólo sirviera para maquillar el resultado puede ser uno de los goles más bonitos de la temporada. Un gran tiro que entró por la misma escuadra de Leo Franco. El Athletic se queda con un punto en tres partidos y sobre todo con malas sensaciones. Espera un largo año en Bilbao.

Por su parte, el Atlético de Aguirre parece que va ser muy peligroso fuera de casa donde no se ve obligado a llevar la iniciativa del partido y donde se le notará menos la carencia que atesora, la creación de fútbol ofensivo. Tres puntos y a esperar los dos próximos compromisos, Sevilla y Real Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.