Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 21ª jornada de Liga

Ritmo, goles y Alves

El lateral, decisivo en los dos tantos del Sevilla al Villarreal

El Sevilla llegó esta tarde a la parte de la clasificación que da derecho a jugar competiciones europeas con el partido y el contrincante idóneos. El conjunto andaluz afinó su juego, disfrutó de sus delanteros y del gol en un encuentro vistoso y, en su inicio, hasta bello por su dinamismo.

El Villarreal poco pudo hacer. Además, una jugada boba, en la que Josico y el árbitro parecieron competir a sinsentidos, uno por decidirse a montarla por una tontería y el otro por responder con severidad desproporcionada, dejó al equipo con un peón menos a mitad de duelo y cuando el Sevilla ya sumaba un gol más.

Sin la lánguida cartografía futbolística de Riquelme, Pellegrini apostó por darle velocidad al balón. A ser posible, en la parte del césped de los de casa. José Mari y Forlán intercambiaban sus posiciones a ritmo sideral y la pelota viajaba de un jugador a otro con plasticidad y eficiencia. El Sevilla se había pasado la semana lamentando la falta de personalidad de su línea defensiva, pero hoy regresó Javi Navarro —al que, visto lo visto, le hacen más caso sus compañeros que a otros—, la zaga sevillista se adelantó y el equipo se compactó. Ambas apuestas tácticas proporcionaron media hora de juego entretenido y emocionante.

El Villarreal pareció irse adueñando del terreno contrario y fue el primero en acercarse al gol. Al cuarto de hora, Sorín sacó una falta al área que José Mari no supo rematar, Senna tiró fuera por poco otro balón parado y las combinaciones y permutas entre Forlán, Cazorla y el citado José Mari, amenazaban con acabar cristalizando en un gol.

Pero llegó el primero sevillista. En un partido tan táctico —para lo bueno—, un futbolista impredecible como Alves suele ser decisivo. El lateral brasileño, robó una pelota que inmediatamente puso a la espalda de la defensa y dejó solo a Luis Fabiano, que golpeó con temple. Alves ya había dado inicio a otra jugada que acabó con paradón de Viera a disparo de Kanouté.

El brasileño se aprovechó de la ausencia de Josico y de la, hoy, mala cobertura de Sorín y a los tres minutos de la segunda parte, ya había colocado otros tantos balones en ventaja a Navas. En el minuto 58, el sevillano aprovechó una de estas aperturas, puso la pelota en el segundo palo y Kanouté remató la faena.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.