Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Primera jornada de Liga

Dominio del Villarreal, efectividad para Osasuna

El equipo navarro derrota 2-1 al valenciano

Muchos pensaban que el Osasuna no iba a ser el mismo de la pasada campaña. Que la marcha de Pablo García al Real Madrid iba a dejar huérfano a un equipo que debía afrontar tres competiciones. Pero no ha sido así. Javier Aguirre ha armado un Osasuna sólido que, con mucha suerte, eso sí, se ha llevado la victoria ante un Villarreal que desde el primer minuto dominó el encuentro, tuvo más ocasiones pero no definió, algo que sí hizo el Osasuna.

Comenzó el partido, en el todavía estadio de El Sadar, con un dominio absoluto del Villarreal. Los de Pellegrini, que quieren confirmar esta temporada que están en la Champions League no por casualidad, dominaban el encuentro. Tenían la pelota en su poder y creaban más ocasiones de gol. Forlán, Figueroa, Riquelme, otra vez Forlán, ahora Marcos Senna… Un aluvión de acercamientos que tuvieron, en la primera media hora, un único dominador.

Pero las cosas del fútbol. Osasuna sería el equipo que se iba a ir al descanso con el marcador a su favor. Romeo, el argentino recién llegado de Mallorca, recoge en el área pequeña un balón cabeceado por Milosevic y, sólo, delante de un Barbosa que hizo una mala salida, cabecea y adelanta a los rojillos en el marcador. Un gol que hizo crecerse a Osasuna y hundirse al Villarreal.

Pero, el Villarreal no es un equipo que se deje vencer tan fácilmente, aunque El Sadar no es un campo en el que precisamente, las remontadas sean el fuerte de los amarillos. El dominio siguió siendo de los de Pellegrini, que durante todo el encuentro tuvieron el dominio del balón. Pero la efectividad estaba en el bando osasunista. Salió en tromba en la segunda parte el Villarreal, y no tardó mucho en poner el empate en el marcado con un gol que sólo podía firma el pichichi de la pasada campaña, y bota de oro. Vaya clase, vaya calidad y vaya jugada que se iniciaba en el centro del campo. Buen pase a Forlán, buen desmarque y el uruguayo, de toque sutil con la zurda, bate por bajo a Ricardo.

Pero Osasuna también es europeo, y no va a ser un equipo que se deje batir tan fácilmente. Y Romeo tiene ganas de demostrar muchas cosas. Y marcar dos goles en la primera jornada es buena tarjeta de presentación. El segundo llegó tras una jugada de Delporte, por la banda izquierda, que remata de cabeza el argentino al fondo de las mallas de la portería defendida por Barbosa. Y apareció entonces el segundo héroe de la jornada, Ricardo. El ex portero del Manchester United se convirtió en la mayor pesadilla de los amarillos que una y otra vez estrellaban en sus manos. Los últimos minutos fueron una marea amarilla intentando buscar un empate que finalmente no llegó en un duelo que no defraudó a nadie entre dos equipos que este año tienen ganas de enseñar mucho fútbol en Europa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.