Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anabel Medina arrolla a la húngara Petra Mandula

La tenista valenciana se ha deshecho de su rival con un cómodo 6-0, 6-1

La valenciana Anabel Medina Garrigues consiguió una concluyente victoria en su estreno en Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada, donde se impuso a la húngara Petra Mandula por 6-0 y 6-1 en sólo 46 minutos.

La confianza adquirida por la tenista valenciana después de su victoria la semana pasada en Estrasburgo se tradujo en un juego que rozó la perfección y que desarboló a una rival como Mandula, a priori, más complicada de lo que luego resultó.

La húngara se había impuesto en el único precedente ante Medina, hace dos temporadas en Sopot, y cuenta con un amplio palmarés en Roland Garros, donde destacan los cuartos de final alcanzados en 2001 o los octavos de 2003, sin embargo hoy no pudo hacer nada ante una rival muy superior.

La tenista húngara, procedente en esta edición de la previa, tan sólo consiguió mantener una de las seis ocasiones de las que dispuso su servicio y apuntarse 27 puntos, menos de la mitad de una Medina (57), que prácticamente erradicó los errores de su juego, cinco en todo el encuentro.

Medina, que con esta victoria iguala su mejor resultado en París, la segunda ronda que alcanzó el año pasado, se medirá en su próximo compromiso a la búlgara Magdalena Maleeva.

Llagostera sorprende y Conchita se despide

La mallorquina Nuria Llagostera Vives protagonizó una nueva sorpresa en el cuadro femenino de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada, después de su victoria ante la japonesa Ai Sugiyama, vigésimo tercera favorita, por 6-3, 4-6 y 6-4.

Una victoria que ratifica la buena temporada de la mallorquina, después de su victoria hace tres semanas en el torneo de Rabat, lo que le ha permitido regresar al 'top-50' dentro de la clasificación de la WTA.

La aragonesa Conchita Martínez se despidió de Roland Garros después de caer ante la belga Justine Henin Hardenne, décima favorita, por 6-0, 4-6 y 6-4.

Un adiós prematuro, pues nunca en sus 17 participaciones en Roland Garros la tenista de Monzón había caído en la ronda inaugural, pero en el que Conchita Martínez ofreció una buena imagen.

Y es que la española no había contado con fortuna en el sorteo. Su primera rival era la belga Justine Henin-Hardenne, imbatida en la presente temporada sobre tierra batida y una de las favoritas para hacerse con el título.