Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boca Juniors, a la final de la Copa Libertadores

River Plate ganó el partido por 2-1, pero la victoria en la ida de Boca forzó los penaltis.- Boca Juniors jugará la final ante el colombiano Once Caldas

Boca Juniors ha demostrado ante su acérrimo rival, River Plate, que en la definición por penaltis es invencible. El partido concluyó con un 2-1 a favor de River, pero la victoria de Boca en la ida (1-0) forzó la tanda de penaltis. Roberto Abbondanzieri paró el lanzamiento de Maximiliano López y Javier Villarreal marcó y dio la clasificación a Boca, que se medirá en la final de la Copa Libertadores ante el colombiano Once Caldas.

River Plate presionó al inicio del partido, con mayor manejo del balón en el medio campo, pero con un juego muy desordenado en sus repetidos ataques por el centro, lo que facilitó la labor del siempre buen esquema defensivo del visitante, que llegó a este encuentro con la ventaja de un gol conseguida en el partido de ida el pasado jueves en el estadio La Bombonera. Los primeros 45 minutos fueron anodinos, sin brillo, sin jugadas claras de peligro en ambas porterías, con un Boca Juniors que llegó a esta instancia con el objetivo de defender el 1-0 y un River Plate con más fuerza que ideas, sin coordinación entre sus líneas y que se repitió en sus ataques inocuos.

A los 20 segundos de la reanudación, Boca Juniors se quedó con diez hombres por expulsión por doble amarilla del colombiano Fabián Vargas, episodio que le dio otro cariz al partido, ya que River Plate renovó su presión. González hizo explotar "El Monumental" en el minuto 50 cuando, a la carrera entre dos defensas boquenses y un metro antes de pisar el área grande, sacó un remate a media altura que superó la estirada de Abbondanzieri.

La lesión del defensa Ricardo Rojas y la expulsión de Sambueza dejó a River con nueve hombres. El equipo local recibió un balde de agua fría cuando Tevez consiguió la igualdad en el minuto 88. Pero Franco Cangele se escapó por el lateral izquierdo y lanzó un centro que Tevez mandó a la red ante una falla del defensa Christian Nasutti, quien dos minutos después corrigió su error al conectar un centro de Fernando Cavenaghi que "peinó" Daniel Montenegro para sellar el 2-1. Se acabó el partido y en los lanzamientos de penalti, Boca consiguió la clasificación para la final de la Copa Libertadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.