Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOTOCICLISMO

Fallece Antonio Cobas, el ingeniero que llevó al éxito a Álex Crivillé

Fundador de la escudería JJ Cobas, fue asesor técnico de Sito Pons

El ingeniero Antonio Cobas, de 51 años, fundador de la escudería JJ Cobas con la que se proclamó campeón mundial de 125 cc Alex Crivillé (1989), ha fallecido en Barcelona a causa de un cáncer, han informado fuentes del equipo Camel Honda, para el que trabajaba como ingeniero director técnico.

Su historia es en buena parte la del motociclismo español partir de los ochenta. Se inició en el automovilismo (Fórmula 1430) y en 1978 creó su primera motocicleta, una Siroko que rápidamente se convirtió en la más popular de la categoría de 250 cc en el campeonato de España.

Con esta máquina, algunos pilotos dieron el salto para partir en el Mundial de la cilindrada. En 1982 fundó la marca Kobas con la que Sito Pons corrió el Mundial ese mismo año y dos temporadas después (1984), logró su primera victoria en una carrera del Mundial.

Fundador de JJ Cobas

Posteriormente se unió con el empresario Jacinto Moriana para crear JJ Cobas, una marca de referencia entre los pilotos españoles y con la que Joan Garriga, Carlos Cardús o Luis Miguel Reyes obtuvieron buenos resultados. En 1989, Cobas llegó a lo más alto de la mano de Alex Crivillé, puesto que conquistó el mundial de 125 cc.

El ingeniero simultaneó este trabajo con el de prestar apoyo técnico a Sito Pons, cuando éste consiguió los títulos mundiales para Honda (250 cc) en 1988 y 1989. Desde entonces, Cobas se mantuvo ligado a la carrera de Pons cuando dio el salto a la máxima categoría y siempre gozó del crédito de los expertos, quienes consideraban que las motocicletas que el ingeniero reglaba eran las más rápidas de todas.

Con Pons reconvertido en 'mánager', Cobas se ocupó como director técnico de las Hondas 500 del equipo con las que Alex Crivillé volvió a ser campeón mundial. Fue en Assen (Holanda) y en 1992, la primera vez que un español se convertía en campeón mundial de la categoría reina.

También prestó apoyo técnico a otros destacados pilotos catalanes, como Carlos Checa y Alberto Puig, quienes consiguieron victorias en 500 con motos preparadas por Cobas.

Colaboraciones

A pesar de centrarse en el mundo de las motos, Antonio Cobas no olvidó sus raíces y colaboró con algunos equipos automovilistas, especialmente con Pep Bassa y Luis Pérez Sala.

Después de un empeoramiento en su estado físico, los médicos detectaron su enfermedad en 2003 y su última presencia en un Gran Premio data de entonces cuando acudió al circuito valenciano.

Antonio Cobas, de 51 años, estaba casado con Teresa y tenía dos hijos: Patricia y Jorge. Hasta el momento se desconocen detalles del sepelio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.