FÚTBOL

El Alavés prescinde de Kanu por no regresar a tiempo de la convocatoria de su selección

El club vitoriano considera "muy grave" que el jugador nigeriano tardase una semana en volver de su país

El Deportivo Alavés ha decidido hoy despedir al jugador nigeriano Christopher Kanu, que estaba cedido por el Ajax de Amsterdam hasta el próximo 30 de junio, por su falta de formalidad tras haber estado una semana desaparecido y sin dar señales de vida a la entidad vitoria, según ha informado en una nota de prensa el club alavesista.

El Alavés entiende que las ausencias injustificadas del jugador son de carácter "muy grave". En virtud de todo ello y en aplicación del régimen interno, el Consejo de Administración del club albiazul ha decidido rescindir el contrato de cesión que le ligaba al equipo hasta el 30 de junio de este año. El defensa regresará al Ajax de Amsterdam, club del que es propiedad.

"En aplicación del régimen interno del Deportivo Alavés se ha decidido rescindir el contrato con el jugador cedido por el Ajax de Amsterdam", ha explicado el club vitoriano en una nota.

Tal decisión ha sido adoptada por el presidente alavesista, Gonzalo Antón, una vez celebrada la anunciada reunión con el jugador en la sede social de Mendizorroza a su regreso de tierras africanas.

El controvertido regreso de Nigeria

El extraño 'caso Kanu' dió comienzo cuando el defensa abandonó Vitoria tras el último partido de año 2001 para pasar las vacaciones en Holanda. Sin embargo, el jugador no se presentó en la primera sesión preparatoria de 2002, ya que recibió la convocatoria de Nigeria para incorporarse el día 28 de diciembre -cuatro días antes del plazo de quince días previos del inicio de una competición al que tiene derecho una federación nacional para contar con sus seleccionados-. El Alavés no tuvo conocimiento de este hecho hasta un día después.

Las cosas se complicaron realmente cuando el 13 de enero el selccionador de Nigeria, Shuaibu Amodu, hizo pública la lista de 22 jugadores que disputarían la Copa de Africa, y en la misma no se encontraba Kanu, por lo que se espera su llegada en breve. Sin embargo, el jugador no dió señales de vida desde entonces y pasó una semana en paradero desconocido, lo que provocó el enfado, y también la preocupación del Alavés.

El pasado martes, día 22, el abogado y representante del jugador transmitió las primeras señales de vida del jugador, asegurando que Kanu había estado ingresado en un hospital aquejado de malaria.

A su llegada a Vitoria, Kanu ofreció una versión similar y explicó que el día 14 tomó un vuelo a Nigeria desde Coste de Marfil, donde jugó unos minutos ante el seleccionado de ese país, y donde conoció también que no iba a resultar finalmente convocado para la Copa de Africa. Una vez en Nigeria sufrió fiebres muy altas, aunque no de malaria, que le mantuvieron hospitalizado del 16 al 21 de enero. El

jugador aportó documentación médica para apoyar su versión.

Sin embargo, el Alavés, que ya había amenazado con abrir un expediente disciplinario al jugador, entiende que Kanu no ha sido profesional y ha decidido que quede desvinculado del club.

Christopher Kanu había disputado con el Alavés cinco encuentros de Liga.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS