_
_
_
_
CAMPEONATO ITALIANO

Un policía apuñalado y 58 personas heridas en el partido Nápoles-Roma

Durante todo el día se han ido sucediendo incidentes antes, durante y después del encuentro

La agresión se ha producido en el paso del tren por la estación de Formia, a 100 km de la capital, y se ha detenido inmediatamente para permitir a las fuerzas del orden público y los carabinieri identificar, sin éxito, al responsable.

Además, los incidentes entre los seguidores del partido entre el Nápoles y el Roma se ha saldado, hasta el momento, con 58 heridos. Seis de ellos han sido detenidos y deberán enfrentarse a la acusación de resistencia y enfrentamiento a la autoridad, por haber lanzado objetos contra la policía.

Según la policía, uno de los seguidores ya había sido condenado en 1999 a no asistir a los estadios, por haber intentado quemar un autocar de seguidores del Roma lanzando petardos.

Durante todo el día se han sucedido incidentes antes, durante y después del partido que le podía dar el título al Roma en caso de victoria. Tras el partido, varios centenares de seguidores de laroma, decepcionados por los resultados, han destrozado la estación de la ciudad napolitana cuando ya iban de camino de vuelta a Roma. Los "ultras" han destruido las ventanas de todas las salas de la estación así como el tablero de anuncios y parte de la garita donde se expenden los billetes.

Poco antes de que finalizase el partido, los hinchas napolitanos más radicales han lanzado todo tipo de objetos y han arrancado dillas de las gradas para lanzarlas a los policías. A la salida del encuentro, los "tifosi" han lanzado piedras contra un cordón policial que ha respondido inmediatamente con granadas de gases lacrimógenos para dispersarlos.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_