Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jugoso escaparate de la Super Bowl

El coste de los anuncios que se emitirán durante la final de la liga de fútbol americano bate su récord con 5,6 millones de dólares por 30 segundos de televisión

La Super Bowl 2019, que enfrentó a New England Patriots y Los Angeles Rams en el estadio de Atlanta.
La Super Bowl 2019, que enfrentó a New England Patriots y Los Angeles Rams en el estadio de Atlanta. AFP

La Super Bowl, la final de la liga de fútbol americano, es un clásico que ha traspasado las fronteras de Estados Unidos. Y las del propio deporte. El concierto del intermedio —en el que este año actuarán Jennifer Lopez y Shakira— y los anuncios publicitarios son también uno de los grandes atractivos para los millones de espectadores de todo el mundo que siguen el espectáculo. Fox, la encargada de la emisión del evento en Estados Unidos este año (en España se podrá ver en #Vamos de Movistar+ y en Movistar Deportes a partir de las 00.10 del lunes), comenzó en noviembre a ofertar el espacio publicitario. Este 2020 los precios han alcanzado la cantidad récord de 5,6 millones de dólares (5 millones de euros) por 30 segundos, según el medio estadounidense Bloomberg.

El evento, que se celebra este domingo 2 de febrero en Miami y enfrenta a Kansas City y San Francisco, dispone de 77 espacios publicitarios cuyo contenido se ha terminado de cubrir el pasado viernes, según Seth Winter, vicepresidente ejecutivo de ventas deportivas de la cadena. En total, la cuantía de toda la publicidad alcanza, aproximadamente, los 400 millones de euros.

Las cifras de los spots han aumentado de forma constante en los últimos años, hasta casi doblar el precio de 2010, cuando un anuncio rondaba los 2,9 millones de dólares (más de 2 millones y medio de euros). Mientras, las cifras de audiencia suelen fluctuar entre los 100 y los 112 millones de espectadores, con la excepción del pasado año, que se registró la más baja en los últimos diez años con 98,2 millones. Sin embargo, estas cifras continúan siendo lo suficientemente altas como para atraer año tras año a los grandes anunciantes.

Anuncios durante la Super Bowl

Coste por 30 segundos de anuncio

En millones de dólares

5,6

5,25

5,2

5,0

4,5

4,25

4,0

3,8

3,5

3,1

2,9

2010

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

Audiencia del partido en EE UU

En millones de espectadores

111,9

111,3

111,5

106,5

103,4

114,4

111

111,3

108,7

98,2

2010

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Fuente:Nielsen Media Research

EL PAÍS

Anuncios durante la Super Bowl

Coste por 30 segundos de anuncio

En millones de dólares

5,6

5,25

5,2

5,0

4,5

4,25

4,0

3,8

3,5

3,1

2,9

2010

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

Audiencia del partido en EE UU

En millones de espectadores

111,9

111,3

111,5

106,5

103,4

114,4

111

111,3

108,7

98,2

2010

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Fuente:Nielsen Media Research

EL PAÍS

Anuncios durante la Super Bowl

Audiencia del partido en EE UU

En millones de espectadores

Coste por 30 segundos de anuncio

En millones de dólares

5,6

111,9

111,3

111,5

5,25

5,2

106,5

5,0

103,4

114,4

4,5

111

111,3

108,7

4,25

4,0

98,2

3,8

3,5

3,1

2,9

2010

11

12

13

14

15

16

17

18

19

2010

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

Fuente:Nielsen Media Research

EL PAÍS

El jugoso escaparate de la Super Bowl

La final de la NFL es una ventana al mundo, y las marcas procuran lucirse en estos anuncios. Unos optan por llamar la atención con rostros famosos, otros tiran de humor o por historias sentimentales. Hyundai, Pepsi, Budweiser, Amazon, Tide (una marca de detergente) Prosche, Pop-tarts, Pringles, Doritos y Google son algunas de las que han logrado un espacio en el mayor escaparate de la temporada. Este año, por primera vez desde 1989, irrumpe otro tipo de contenido publicitario. Donald Trump y Michael Bloomberg, candidatos de las elecciones primarias del partido republicano y demócrata respectivamente, han reservado un espacio de 60 segundos cada uno por unos 10 millones de dólares.

También el cine y las series aprovechan el tirón y suelen emitir tráilers exclusivos de las producciones más esperadas del año. En 2019, fue el turno de Avenger: Endgame, Capitana Marvel, Toy Story 4 o la pasada temporada de El cuento de la criada. Aún están por conocer los avances que se verán este domingo.

Además, los canales que la retransmite —CBS, NBC y Fox van rotando cada año— sitúan justo a continuación algunos de sus programas estrella para aprovechar el efecto arrastre. Hasta ahora, el récord de espectadores tras el partido lo tiene Friends, con un capítulo doble en 1996 que tuvo como estrellas invitadas a Julia Roberts o Jean-Claude Van Damme y reunió a 53 millones de televidentes. Otro episodio legendario tras la Super Bowl es el de Anatomía de Grey de 2006, con Christina Ricci como invitada. House, The Office, Glee, Los Simpson, Mentes criminales o Expediente X son otros títulos que han tenido ese honor. Este año no será una serie la que ocupe este espacio, sino el concurso The Masked Singer, que aprovecha el evento deportivo para estrenar su tercera temporada. 

Los momentos más recordados

Michael Jackson. El Rey del Pop cambió la forma de entender el descanso de la Super Bowl en 1993: de tiempo para hacer zapping pasó a uno de los espectáculos más esperados del año. El show arrancaba con un doble de Jackson en lo alto de una pantalla del estadio, tras lo que el cantante aparecía de repente en el escenario.
Whitney Houston. La interpretación del himno nacional de Estados Unidos que la cantante hizo en 1991, con el país inmerso en la Guerra del Golfo, se convirtió en un éxito más allá del partido.
Janet Jackson y Justin Timberlake. En 2004, un pezón fue el protagonista de uno de los mayores escándalos que se recuerda en la Super Bowl.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información