Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Paraíso

Pocas historias como la de los Fitzgerald pueden describir mejor el éxito y el fracaso absolutos

Christina Ricci como Zelda en 'Z: Con ella empezó todo'.
Christina Ricci como Zelda en 'Z: Con ella empezó todo'.

Si como se dice habitualmente "la historia la escriben los vencedores", en el caso de la serie Con ella empezó todo (Amazon), la historia original está escrita por Therese Anne Fowler, la biógrafa de Zelda Sayre Fitzgerald, esposa de Francis Scott Fitzgerald, que no es exactamente una vencedora sino más bien la compañera de su irresistible ascensión y posterior derrumbe personal, emocional y mental. Pocas historias como la de los Fitzgerald pueden describir mejor el éxito y el fracaso absolutos: desde ser los grandes protagonistas de los enloquecidos años veinte neoyorquinos al alcoholismo y la esquizofrenia. Francis definiéndose como "un escritorzuelo de Hollywood" en su etapa final, haciendo buena la sentencia de su editor Max Perkins: "Hollywood es para los que no saben escribir", y Zelda internada nueve veces en el Johns Hopkins Hospital.

La serie, interpretada magistralmente por Christina Ricci, describe los primeros años de la pareja. Ella, que es la auténtica protagonista, recorre la sideral distancia desde una ciudad sureña hasta el centro del mundo, Manhattan. Él escribe y reescribe su primera novela que conseguirá editar a los 24 años de edad. Una obra maestra: A este lado del paraíso, una novela que le encumbrará y que, paradójicamente, será el comienzo de un largo final pese a que publicara posteriormente novelas tan apasionantes como El Gran Gatsby, Suave es la noche, Hermosos y Malditos o El último magnate, además de su personal ajuste de cuentas con Hollywood en Las historias de Pat Hobby.

La serie, una gran apuesta de la plataforma, está cuidada magníficamente en todos sus detalles, decoración, vestuario, localizaciones, reparto... un lujo para honor y gloria de una dama que conmocionó a las elites de la Gran Manzana en tiempos del jazz y la ginebra y cuya forma de entender el mundo se describe en una de sus frases: "Y ahora, date un buen baño: no podemos ir a las fiestas de hoy si todavía hueles a las de ayer". Una gran historia de amor y desesperación que concluye justo antes del gran derrumbe.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción