Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Homenaje

Un viernes que, probablemente, alcanzará la condición de “histórico” en el ranking de la confusión

El pasado viernes todos los informativos y programas con tertulianos rindieron homenaje a Alain Resnais. En realidad, los que rindieron pleitesía al cineasta francés fueron los dirigentes del PP. Unos pequeños retoques en la sinopsis de El año pasado en Marienbad nos ofrecerán una visión fidedigna de un viernes que, probablemente, alcanzará la condición de “histórico” en el ranking de la confusión.

“En una reunión social que se celebra en un château, un hombre se aproxima a una mujer. El hombre sostiene que se han encontrado el año pasado en Sanxenxo y está convencido de que ella lo está esperando allí. La mujer insiste en que nunca se han conocido. Un segundo hombre, que al parecer es el esposo de la mujer, muestra varias veces que domina al primer hombre. Mediante flash-backs ambiguos y cambios fuera de contexto, de tiempo y lugar, se exploran las relaciones entre los personajes. Las conversaciones y los eventos se repiten en distintos sitios en el château y sus jardines con parlamentos ambiguos. La mujer aparece como A, el primer hombre es X y el hombre que parece ser su esposo es M”. Más claro, el agua.

Con la ayuda de los politólogos, tertulianos y expertos en expresión corporal deducimos que A es la presidenta del Parlamento, que en su rueda de prensa tras ser recibida por el Rey dejó claro que Rajoy es confuso y que tiene el deber constitucional de serlo. La duda surge sobre X y M hasta que Martínez Maíllo nos saca de dudas sobre si Rajoy presentará su candidatura en el Congreso: “Ayer, él no dijo que no lo fuera a hacer, pero tampoco dijo que lo fuera a hacer, así que es una posibilidad que existe”, ha dicho en una entrevista en la cadena SER. X o M, o quizás los dos, completaron el círculo: “Tenéis detrás una gran nación como es España, llena de españoles”. Si Resnais hubiera sospechado este homenaje, habría rodado Los bingueros.