Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuenta atrás en ‘Sin identidad’

La serie de Antena 3, protagonizada por Megan Montaner, se encuentra inmersa en el rodaje de su segunda y última temporada

La actriz Megan Montaner, en un momento de la primera temporada de 'Sin identidad'
La actriz Megan Montaner, en un momento de la primera temporada de 'Sin identidad'

María Fuentes es un personaje que parecen diez: una joven abogada de vida acomodada; una reclusa de una cárcel china que lucha por sobrevivir; una mujer que busca vengarse de quienes la traicionaron... “Voy a terminar esquizofrénica”, bromea Megan Montaner, quien interpreta a esta joven de vida agitada, la protagonista de Sin identidad. La actriz habla deprisa, sentada en una de las localizaciones de la serie, la habitación principal de un lujoso chalet a las afueras de Madrid. Tiene prisa porque la están reclamando para grabar una escena. La ficción de Antena 3 se encuentra en pleno rodaje de su segunda temporada.

María vuelve a España para vengarse. /YOUTUBE (ANTENA 3)

En sus primeros capítulos, el argumento giró en torno a una trama de robo de bebés. María Fuentes descubre en 2001, con 27 años, que sus padres la compraron cuando era pequeña. Cuando comienza a investigar sobre sus oscuros orígenes, se da cuenta de que el asunto es más intrincado de lo que imaginaba y de que no resulta fácil saber en quién confiar. “En esta serie todos son malos hasta que no se demuestre lo contrario”, apunta Eloy Azorín, que da vida a Pablo, un informático que ayuda a María a indagar en su pasado y el único personaje del que parece que aún puede fiarse a estas alturas de la historia.

Los actores todavía desconocen cuál será el desenlace de la historia

En esta nueva temporada, se desvelará qué le sucedió a María para acabar en una cárcel de China y cómo se vengará de su familia tras escapar de la prisión en 2014, de vuelta a Madrid, bajo el nombre de Mercedes Dantés. El personaje de Montaner tratará de recuperar la confianza de su antiguo entorno, que la creía muerta, para conocer sus trapos sucios y poder causarles un mayor perjuicio. Para ello, contará, de nuevo, con la ayuda de Pablo.

La trama se enmaraña con los tejemanejes que envuelven a un laboratorio farmacéutico con el que se relacionan los negocios de la familia de la protagonista. “La serie se vuelve más frenética, hay más acción. María quiere vengarse y no atiende a razones”, explica Montaner, sin querer precisar muchos más detalles de la trama.

Sin identidad se estrenó en mayo pasado con una cuota de pantalla del 25,7%, aunque, a lo largo de sus nueve primeros capítulos, la ficción fue perdiendo fuelle y terminó con algo más de la mitad de los espectadores con los que había arrancado.

Esta segunda temporada, cuya fecha de estreno aún se desconoce, será la última. “Es el momento justo para que se termine. Si lo extienden más, la gente se va a sentir defraudada”, opina Miguel Ángel Muñoz, quien da vida al primo de María. Al reparto que continúa en esta nueva etapa (Tito Valverde, Lydia Bosch, Daniel Grao, Jordi Rebellón y Verónica Sánchez, entre otros) se suman nuevos personajes interpretados por Mar Regueras, Silvia Alonso, Raúl Prieto, Mateo Jalón, Ágata Roca y Andrea del Río.

Los intérpretes de Sin identidad todavía no conocen el desenlace de la serie. “Esto es peor que Juego de tronos. Nunca se sabe, puede morir en cualquier momento cualquier personaje”, bromea Azorín.

Montaner confiesa el truculento desenlace que ella le daría a la historia. “En alguna ocasión, le he dicho al director [Joan Noguera] que por qué la protagonista no mata a todo el mundo y después se pega un tiro”, señala y suelta una carcajada por la que, inmediatamente, es reprendida. Hay que guardar silencio: al otro lado de la pared, sus compañeros están rodando una escena.