Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los albores del sida con sello HBO

Canal + estrena en España la película 'The normal heart', con Julia Roberts y Mark Ruffalo

Los albores del sida con sello HBO

The Normal Heart fue la primera obra teatral que le plantó cara al sida. Hablamos de 1985, el mismo año en el que Rock Hudson salió del armario para morir tres meses más tarde de lo que algunos medios llamaron "el cáncer gay". El autor de la obra, Larry Kramer, también fue uno de los primeros activistas en contra esta enfermedad. Sin embargo han tenido que pasar tres décadas y 36 millones de víctimas en todo el mundo hasta que su obra ha llegado a las pantallas en una película producida por HBO y que estrena en España Canal + 1 (22.10 h).

Durante años, nombres como Barbra Streisand, Kenneth Branagh o Ralph Fiennes intentaron llevar al cine la obra. Al final no fue el cine sino la televisión el hogar perfecto para esta producción que no reparó en gastos (12,5 millones de euros) ni en estrellas (Julia Roberts, Mark Ruffalo, Matt Bomer o Jim Parsons), incluido Brad Pitt como uno de sus productores. Como declaró su director, Ryan Murphy, a este diario, "la televisión es el lugar donde va la gente que quiere contar historias".

"Cuando hablamos de historias gais, en cine son muy difíciles (de producir). Pero el mundo ha cambiado y ahora estas historias pertenecen a la televisión", afirma el realizador de Glee o The New Normal, series que han ayudado a sembrar un sentimiento de igualdad sexual en el medio. "Por eso encuentras tanto talento en la televisión, porque pueden contar las historias que quieren", añade alguien tan convencido de la necesidad de llevar The Normal Heart a la pantalla que le compró los derechos a Kramer pagándole de su propio bolsillo.

El telefilme está ambientado en la época de mayor auge del sida

Bomer se ofreció para cualquier papel en cuanto se enteró del proyecto y Parsons había trabajado con anterioridad en una de las versiones teatrales de la obra centrada en el sida en la comunidad gay neoyorquina de los 80. A Ruffalo, lo que le interesó de The Normal Heart fue el sentimiento de lucha. "Mis preguntas a Larry fueron si alguna vez se cansó de luchar. ¿Quién es un activista cuando no lucha?", recuerda el actor, muy comprometido con la defensa del medio ambiente.

La única que dijo que no al principio fue Julia Roberts. Pero le picó la curiosidad teniendo en cuenta que era la tercera ocasión en que le ofrecían el mismo papel. La primera vez vino recomendada por Streisand. También le ofrecieron el mismo rol para interpretarlo en teatro, y finalmente dijo que sí cuando llegó de manos de su amigo Murphy, junto al que trabajó en Come, reza, ama.

Hubo dudas por parte de todos. Kramer, 78 años, VIH positivo y con una salud delicada debido a otras razones, puso su precio muy elevado, al igual que el tono de sus discusiones creativas. Como director, Murphy es más conocido por películas con más sarcasmo que garra dramática. Bomer era demasiado guapo para ser considerado en esas escenas al borde de la muerte que le hicieron perder más de 18 kilos para el papel. Y Ruffalo era "demasiado heterosexual". "Sentí que vivimos en un momento en que mi personaje podía y debía ser interpretado por un actor homosexual", admitió Ruffalo. Su trabajo está ahora entre los candidatos al premio de la crítica de televisión en EE UU como mejor actor en un telefilme.

Como dicen tanto Ruffalo como Murphy, el momento para contar historias en la televisión no puede ser mejor, especialmente historias con interés para el colectivo gay sin que ello limite su audiencia. HBO ha comprado una serie de David Kajganich y Adam Shankman (director de Hairspray) que se centra en la lucha por la igualdad sexual de los homosexuales en la década de los 60. Otra muestra de lo que este telefilme quiere conseguir: mantener la lucha.