La excelencia de la máquina

En el marasmo de series actual, donde algunos ven obras maestras por todas partes, sorprende el desdén con el que se trata un show descomunal como Person of interest. Bien es cierto que cuando arrancó la serie parecía otro de esos productos auto-conclusivos con algo de acción y algo de drama, con un buen reparto y un productor de campanillas (Jonathan Nolan). Así fue durante algunos episodios, muy entretenidos y poca cosa más.

Al final de la primera temporada ya se intuía que la historia de un genio de la informática, de la máquina que este ha creado (capaz de anticipar actos violentos y cuya finalidad –prevenir actos de terrorismo- parece difusa) y del mercenario contratado para ejecutar misiones de alto riesgo, iba a convertirse en algo más ambicioso.

El argumento era sencillo: la máquina enviaba señales (números) de civiles en peligro. El gobierno obviaba estas señales para centrarse en el objetivo primario de este sistema de inteligencia artificial: los terroristas. El genio, reconvertido en billonario benefactor, se proponía salvar a todos los números posibles. Por el camino, un sinfín de locos, oscuras compañías que ansían hacerse con la máquina, criminales de todo tipo y pelaje y un montón de policías corruptos que ocupan todo el espectro social de la serie, dejando la tecnología como un daño –casi- colateral.

Person

Esa sería la primera virtud de Person of interest, su capacidad para trascender el núcleo de la narración (la máquina de marras) y encontrar el cacareado factor humano en una serie de acción que cada vez lo es menos.

El perfil de los protagonistas (cada vez más nítido y –paradójicamente- más ambiguo) se ha ido tejiendo a base de detalles nimios a primera vista pero que suman y suman hasta convertir a personajes de manual en seres de carne y hueso. El uso (magistral) de los flashbacks, el tono de comedia negra (especialmente gracias a Jim Caviezel , Sara Sashi y Amy Acker) y la modestia de la serie, vacía de toda pretensión, han contribuido a hacer de Person of interest una de las grandes apuestas para cualquier teléfilo que se precie de serlo.

Basta con observar el devenir de la parte dialogada de la serie (en contraposición a los tipos/as de pocas palabras, más de pistola y silenciador), plasmada en tres maravillosos actores: Kevin Chapman (Fusco), Taraji P.Henson (Carter) y Michael Emerson (Finch) y que ha alcanzado unos niveles de emotividad impensables hace solo un par de años, cuando Person of interest debutaba en la CBS estadounidense. Chapman, un tapado de primera clase, materializa la capacidad de los guionistas de la serie para trabajar en los arcos dramáticos sin prestar atención al (tentador) cortoplacismo.

Personof

La tercera temporada está siendo de tal nivel que cuesta imaginarse por qué la serie no está nominada a todos los premios habidos y por haber. La muerte de uno de los personajes principales (y el descomunal episodio posterior, el mejor hasta ahora) se ha utilizado como palanca para abrir un nuevo abanico narrativo que debe llevar la serie a nuevas cotas. "La gran tormenta" que esperan los protagonistas de Person of interest podría ser perjudicial (al final estos grandes anuncios rodeados de majestuosidad han funcionado mal en muchas ocasiones) pero los responsables del show han demostrado en muchas ocasiones su capacidad para trepar por cualquier montaña. Quizás por la –aparente- falta de ambición de la que hablábamos antes la serie se atreve con todo.

También es cierto que el haberse hecho con un núcleo duro de fans tiene muchas ventajas y una de ellas es la desaparición de esa presión que sufre cualquier producto que funcione. En esa ansia de avanzar muchos pierden el oremus y hasta la camisa pero justo ahí es donde la criatura de Jonathan Nolan se mueve con la cintura de un buen central: nunca olvida su auténtica naturaleza (la de entretener) y su objetivo (generar conflicto –dramáticamente hablando).

Person of interest es una apuesta segura, un Ferrari disfrazado de utilitario que recompensa la lealtad del espectador con clase y talento. Y no podemos acabar sin quitarnos el sombrero con Jim Caviezel. El actor, un dechado de laconismo, ha encontrado en la serie un vehículo inmejorable, tanto que es imposible imaginarse a otro tipo interpretando al gélido y trajeado mercenario (ex agente de la CIA) que resuelve los problemas por la vía rápida.

Él, como la propia serie, nunca se pone nervioso. Nunca.

Person of interest se emite en España por Calle13. Dial 20 de Canal Plus.

Comentarios

Yo la vi varios capítulos y no pude con ella, me pareció un pestiño insulso.
Pues apreciado Pepe, creo que no le ha dado suficiente tiempo a la serie para poder apreciar lo buena que es! Es sin duda una serie que mejora cada capitulo que pasa y que en esta tercera temporada nos ha regalado de los mejores capítulos que, al menos yo, he visto en los últimos años.
Creo que las hacen demasiado largas en el tiempo y claro se terminan agotando las ideas.
Yo voy por el 3x01... y esta bien, pero por ahora tampoco la destacaria tanto como haces. Se deja ver con agrado y lleva una curva de calidad ascendente, que no es poco, pero para mi no pasa de entretenimiento digno
Buenos dias, para mi que veo muchisimas series... sin tener quizás la profundidad de Breaking Bad, o The wire...es la mejor serie de la cartelera actual...he visto todas las temporadas y la actual para mi es la más entretenida...sobre gustos no hay nada escrito, pero cada semana espero ansioso el estreno del capítulo y ya saben...no se pierdan el próximo episodio...
Estoy con Pepe, yo no le encontré nada que me enganchará, bien hecha y punto. Pero vamos también se hablan muchas cosas buenas de Homeland, the americans y tampoco me han enganchado
Yo la voy siguiendo en Cuatro, o sea, han pasado ocho capítulos de la segunda temporada, y no voy a decir que me parezca la repera, sobre todo porque no hace mucho que terminé Breaking Bad y ponerse a la altura de eso es muy difícil, pero lo cierto es que me entretiene, y mucho. Y los actores me parecen extraordinarios.
Una serie que no ofende nuestra inteligencia,con muy buenas interpretaciones de todo el elenco,tanto principales como secundarios,y los hermanos Nolan detrás;personalmente la recomiendo
Esta serie me parece todo un hallazgo, no sé si es lo mejor que hay ahora (no he visto ni "Breaking Bad" ni "Game of Thrones", etc.). Empecé a verla por eso de que hay gente de "Lost" (Perdidos). Al principio parecía una serie más en clave de suspense, con algo de tecnología opaca de por medio (en plan mcguffin), pero poco a poco, mientras la serie avanza, te va enganchando hasta que ahora, ya en la tercera temporada, la trama se ha puesto al rojo vivo, por no decir muy interesante. Tengo la impresión de que los guionistas notaban que o le daban un giro importante y profundo a la trama general, o acabarían cancelando la serie. Afortunadamente, al final han sabido ver el potencial de la máquina y siguiendo esa senda hemos podido ver episodios memorables. Hice la prueba de ver la serie desde el principio por segunda vez y de corrido, y la verdad es que con este segundo visionado incluso mejora. Ojalá siga esta serie unas temporadas más cargado de episodios con calidad y una trama que tenga sentido y te deje hablando solo al final de cada capítulo. Tampoco pido tanto...
Y ciertamente el personaje de Fusco, un poli corrupto que poco a poco se va desplazando hacia el lado más luminoso de la justicia, va ganando en consistencia. Tanto que, como bien dice el autor de este artículo, "un tapado de primera clase" que poco a poco te va mostrando que es un gran personaje en la retaguardia del protagonismo que tienen los personajes de Jim Caviezel y Michael Emerson.Si Hitchcock viviera aún, haría también series y una de ellas sería muy parecida a "Person of Interest".
La tercera temporada es lo mejor que hay en la televisión actualmente. Impresionante.
Me parece magnífica, nada que ver entre los primeros capítulos. la tercera temporada. Lo que resulta un poco cabreante son las interrupciones de la emisión ante la llegada de la navidad, ayer no emitieron el cap. 11 como correspondía sino que volvieron al principio de la temp. 3. Creo que antes de navidad emitirán el cap.11, para continuar la serie a mediados de enero. Tanta parada, junto con la mezcla de capítulos antiguos, hace que pierdas el hilo.Por le demás una magnífica serie que mejora capítulo a capítulo.
Sigo esta serie desde que se estrenó... empecé a ver la tercera temporada esta semana porque me gusta que hayan varios capitulos en castellano, solo quería agradecer al que ha escrito este artículo el haber escrito que va a morir un personage principal.GRACIAS CAMPEÓN
OJO los que no hayais visto la tercera temporada es del 3x10http://www.youtube.com/watch?v=FPoBgW-3ysM&noredirect=1Para volver a disfrutar
Hay que see tonto para leerse un artículo sobre una serie que no llevamos al día.
Los primeros capítulos eran de una pobreza argumental tal -y llena de las trampas y trucos de siempre- que no me dieron ganas de seguir. Es difícil aguantar una serie como esta habiendo muchas otras buenas y/o entretenidas en el transcurso de estos tres años: Boardwalk Empire, The Walking Dead, Game of Thrones, American Horror Story, Breaking Bad, Homeland, Mad Men, Broadchurch, Broen/Bron, Girls, Orphan Black, House of Cards, Masters of Sex, Louie, The Killing, Utopia, Treme, The Newsroom..., incluso Dexter.
Esta noche voy a ver el 1 de la primera temporada. Hicistéis que me despertara el interés. Qué disfrutemos de todos los hallazgos!Un saludo
Excelente artículo, realiza un retrato perfecto de la que en mi opinón, es una de las mejores series de la historia de la TV. He tenido la suerte de haber visto ya la última temporada, no pongo ningún adjetivo, todo lo que se podía decir se ha dicho.
Como comentas, es una apuesta segura, una gran serie que tiene todos los condimentos para entretener. Ayer precisamente publiqué en mi blog un post sobre esta magnífica ficción. Evidentemente mi artículo es muy sencillo nada comparable al nivel profesional del tuyo, pero me alegra que hayamos coincidido en apreciar este producto que aquí en España está pasando más bien desapercibido. Un saludo y felicidades
Coincido con casi todo lo que ha dicho el artículo: una serie sin pretensiones, que comienza como una serie del montón, pero que a medida que va avanzando empieza a jugar con su propia mitología y a ser cada vez más entretenida y más interesante. La segunda temporada me sorprendió por lo bien que jugaban con las piezas que habían plantado en la primera temporada, usando maravillosamente a los personajes secundarios recurrentes, y aprovechando su falta de pretensiones para introducir un sentido del humor sutil y medido que la acompaña perfectamente. Pero la gozada ha sido este último episodio, el 3x10, que es una muestra de talento por todas partes: un guión excelente, de 10, a la altura de las series más sesudas (y sin hacerse tanto autobombo contemplativo), una dirección que da envidia al resto de series y unos actores maravillosos haciendo patente que no por hacer entretenimiento son peores actores (las escenas de Kevin Chapman / Fusco me pusieron la carne de gallina, especialmente aquellas en las que el personaje no hace nada salvo estar sentado y hablar a cámara: puritico Marlon Brando, oiga). En definitiva, una serie para pasar el rato más que dignamente, con talento y calidad pero sin pretensiones, con la capacidad ocasional de generar destellos de la más absoluta genialidad que te dejan con la boca abierta ante la pantalla. No es arte, pero es excelente televisión..
¡qué bueno leer un artículo sobre una serie que cuando pregunto por ahí qué les parece, todo el mundo me mira raro! (no saben ni de qué les hablo, me suele pasar también con Big Bang). Yo la he seguido desde el primer capítulo pero a ratos, quiero decir que me da igual de que vaya o ver escenas repetidas, lo que me llega al alma es que exista alguien tan capacitado para manejar una máquina, con un pasado tan humano y que se haya juntado con quien me gustaría tener a mi lado en un momento de apuro, ese salvador que aparece para librarte de los malos...
Excelente!!!!! y coincido con Mary, Big Bang son indefectiblemente series que están hechas con inteligencia sin pretender enganchar mas temporadas olvidándose del libreto. La muerte súbita le llega a muchas series acabada la segunda temporada, comienzan la tercera con mil y una situación vueltera y muy agotada. Series que sus personajes terminan hartándonos "Como conocí a vuestra madre" es un ejemplo, Ted Mosbey un pesado que de ser figura central cedio el foco de atencion a Barney.
Gracias por decir lo que algunos llevamos diciendo más de dos años :D. Es una lástima que la serie haya tenido que dar un puñetazo en la mesa con estos últimos capítulos para que le presten atención, para mi es una de las series más regulares y constantes que veo. No competirá por la categoría de Mejor Serie de la Historia, pero es un valor seguro con un notable respeto por el espectador y eso se agradece.Y el desdén tiene una explicación muy sencilla: es un procedimental y no se avergüenza de serlo. Y parece que para ser seriéfilo hay que despreciar el procedimental, sin pensar que los procedimentales son como todo: los hay malos, buenos y excelentes. Y un buen procedimental es tan buena serie y se merece tanto respeto como una buena serializada.
Podías avisar del pedazode spoiler que tiene el artículo, por lo demás coincido plenamente, gran serie.
Una gran serie que ha ido a más, injustamente ignorada. Coincido plenamente con el artícuo. La tercera temporada está teniendo un nivel increíble.
Cuando empieza la 5ta temporada o sale el cap. 21 de la 4ta
Me gusta mucho vuestros comentarios y especificaciones. Me inclino a pensar que somos de ese otro tipo de serie adictos que nos gusta las series que dan que pensar y que buscamos el algo más . Yo tengo que admitir que si no fuera porque doy oportunidad a actores que repetidamente no tuvieron suerte en otros papeles y otras series acabaría perdiendo me cuando porfin encuentran el papel donde pueden lucirse y demostrar lo que valen. Hay series que tienes que darles tiempo y dártelo a ti mismo para no perder cosas que realmente valen la pena.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS