Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelve el lado más humano del deporte

Regresan a Canal + los reportajes de ‘Informe Robinson’, con historias fuera del foco mediático

El presentador y exfutbolista Michael Robinson. Ampliar foto
El presentador y exfutbolista Michael Robinson.

Muchos años antes de que en este verano el canario David Silva fichara por el Manchester City o el gallego Iago Aspas llegase al Liverpool, hubo un grupo de españoles que triunfó en la Liga inglesa de fútbol, aunque su vida era muy distinta: habían llegado a aquel país de niños, en mayo de 1937, huyendo de la Guerra Civil.

Muchos años después de que Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez triunfaran en la arcilla de Roland Garros, dos jóvenes, Tita Torró y Garbiñe Muguruza, sueñan con sucederlas en París.

Estos son los dos reportajes (en total 55 minutos) con los que vuelve el próximo lunes (22.05) Informe Robinson, el programa de Canal + que presenta el exfutbolista inglés Michael Robinson (Leicester, 1958). A finales de octubre se cumplirán siete años desde que la cadena de pago empezó a emitir este espacio "diferente, con estilo", según Robinson, y cuya seña de identidad es "contar historias humanas con autenticidad". "Bastante tengo con el idioma" –bromea sobre su acento el exjugador de, entre otros equipos, Liverpool y Osasuna– "como para encima mentir". "No, yo necesito contar cosas que sienta de verdad", asegura el delantero que pasó del césped a los platós. Desde el primer informe el formato ha evolucionado pero de forma sutil: "Al programa le hemos ido cortando el pelo poco a poco, para que no tuviéramos melena ni la cabeza rapada. Han sido cambios mínimos para que el espectador vea que, a pesar de las novedades, es el mismo formato que le gusta desde hace años".

En octubre se cumplen siete años desde que empezó este espacio "diferente, con estilo"

El reencuentro de esta temporada con Informe Robinson llega con Los niños del Habana, reportaje en el que se recuerda a los pequeños que desembarcaron en Southampton procedentes de Bilbao tras el horror del bombardeo de Gernika. "Aquellos chavales vivieron unas vidas increíbles. Sus padres, devastados por la guerra, los tuvieron que dejar en un barco. Hay que añadir lo que suponía viajar en aquella época; llegar a otro país, con una lengua que no conoces…". Pues un puñado de aquellos 4.000 chavales evacuados llegó a profesional, como el portero Raimundo Pérez Lezama, Sabino Barinaga y Emilio Aldecoa, que llegó a fichar por el Barcelona en 1951, donde coincidió con Kubala. "Transitaron un camino que luego han hecho grandes del fútbol español".

Robinson subraya que en el programa tienen su "libro de estilo". "Nuestro norte es que el periodista no sea el protagonista y que lo que contemos sea siempre como un cuento". Aunque eso no supone que den visiones edulcoradas. "Hace un año estuvimos repasando cuantos informes habíamos hecho sobre triunfadores. ¡Y descubrimos que eran muy pocos! Incluso cuando grabamos el de Casillas, no buscamos el lado victorioso, sino que mostramos a qué se dedicaban sus amigos".

Las que sí esperan ser grandes campeonas son las protagonistas del segundo documental del lunes, Tita Torró, de 21 años, y Garbiñe Muguruza, de 19. Informe Robinson las acompañó en su debut en el último Roland Garros "para palpar cuáles eran los miedos y alegrías de dos aspirantes a estar entre las mejores". "Desde que aterrizaron en París las seguimos. Contamos su llegada al hotel; luego cuando entraron en la pista y vieron que su sueño empezaba a hacerse realidad. Lo bonito es que el espectador comparta esas sensaciones". Las mariposas en el estómago de Torró y Muguruza también las tuvo Robinson cuando pisó el mítico Anfield Road. Él sabe qué sienten los deportistas.

El comienzo, en una pizarra

La cocina para preparar los informes empieza en una pizarra en la que se apuntan los posibles temas. Hasta que esas letras se transformen en un reportaje televisivo puede "transcurrir un año, como en el caso de Los niños del Habana, o unos días porque se necesite hacerlo rápido". Las ideas surgen "en conversaciones del equipo; en observar, estar atentos y también llegan muchas sugerencias...". Sin embargo, Robinson destaca que "en ningún caso" sienten la necesidad de estar pegados a la actualidad. "Podemos hacer un programa sobre esquí en verano".

Este "caballero gamberro", como él mismo se define, aporta lo que denomina el "robinsonismo, la mirada desde un costado de los hechos, y la curiosidad, preguntar siempre por qué". Eso lo descubrió la primera vez que fue comentarista, con Televisión Española, en el Mundial de Italia 90. "Allí abrí la caja de Pandora, pero en vez de algo malo, salieron cosas preciosas. Vi que el fútbol era un fenómeno social. Yo sabía lo que era ser futbolista, pero desconocía sus pequeñas historias y el protagonismo del público". Luego llegaron hasta 16 temporadas en el célebre El día después, de Canal +.

De todos los Informe Robinson el presentador recuerda el dedicado a los azulgrana Xavi e Iniesta, "pronunciar sus nombres es como decir Dolce y Gabanna, es que son modistas del fútbol". De aquel programa le vienen a la memoria las dudas de Iniesta sobre su rendimiento por una lesión. "Él estaba bajo de moral, hasta decía que temía estar acabado porque no hacía en el campo las jugadas de antes". Unos meses más tarde, el de Fuentealbilla marcó el gol contra Holanda en la final del Mundial de Sudáfrica. "Aquel día me abrazaba con los miembros de mi equipo y les gritaba '¡mira, el que decía que estaba acabado!". Lógicamente, aquella histórica victoria se convirtió en otro popular Informe Robinson, Cuando fuimos campeones.