Enganchados a la épica de 'Juego de tronos'

La segunda temporada de la serie arranca esta noche en Estados Unidos. Canal + emite mañana un especial sobre la serie y los nuevos capítulos el 23 de abril

Peter Dinklage , que interpreta a Tyrion Lannister, en una escena de la segunda temporada de 'Juego de tronos'
Peter Dinklage , que interpreta a Tyrion Lannister, en una escena de la segunda temporada de 'Juego de tronos'

Lannister, Stark, Baratheon, Snow… son apellidos que hasta hace bien poco solo resultaban familiares a aquellos que se habían sumergido en la prolífica obra del escritor George R.R. Martin, considerado por muchos el legítimo heredero de J.R.R. Tolkien (el señor que se sacó de la chistera El señor de los anillos) y creador de Canción de hielo y fuego, una de las sagas fantásticas más ambiciosas de la historia. Sin embargo, tan pronto como la cadena HBO llegó a un acuerdo con David Benioff y D.B.Weiss para convertir aquel paisaje literario en algo tangible y trasladar el –inacabable- abanico de personajes a la pequeña pantalla, la democratización de las criaturas de Martin se convirtió en un fenómeno de la noche a la mañana.

Ahora, después de una temporada (su primera) que entró en el corazón de los fans a sangre y fuego, HBO empieza la emisión de la segunda entrega con las espadas tan en alto que si alguno se descuida podría acabar sin cabeza: “Digamos que con la primera nos propusimos demostrar que se podía hacer; ahora con la segunda los objetivos son totalmente distintos y además hay que entender que el segundo libro es mucho más complejo y ambicioso que el primero. ¿Qué si George [R.R.Martin] acepta bien los cambios? Bueno, cuando obviamos algún personaje o nos saltamos algún pasaje intentamos justificarlo con creces y hablamos mucho con él de esos cambios. También sabemos qué pasará en los libros con cada uno de los personajes y George nos ha contado cómo será el desenlace así que tenemos mucho cuidado de que todos los personajes importantes permanezcan en el juego hasta el final. ¡No queremos cargarnos a alguien imprescindible! [Risas] Ah, y en esta temporada habrá batallas. Sí, ponlo por escrito porque muchos nos lo habían pedido y les hemos complacido”. Lo cuenta en Londres Benioff, guionista y productor de Juego de tronos. A su lado, el otro productor, Weiss, asiente con la cabeza y añade: “y puedo asegurarte que George es muy tozudo, nunca nos hubiera dejado poner las manos encima de su obra si no creyera que lo haríamos con el máximo respeto”.

“¿Lo más complicado? Bueno, al principio me dijeron ‘puede que haya algunas escenas de desnudo’ [risas]. No, la verdad es que lo más difícil fue aprender a actuar. En serio, yo no había hecho nada, acababa de salir de la escuela de arte dramático y era mi primer papel, así que encontrarme de repente en un proyecto tan grande era terrorífico. Por no hablar de lo de comerme un corazón de caballo… [risas], no la verdad es que lo más difícil esta vez ha sido interactuar con los dragones de CGI, es complicado imaginarles allí y actuar en consecuencia. Lo cierto es que, dragones imaginarios aparte, al final son cosas sin importancia porque ser khaleesi es increíble, es un papel que me ha abierto tantas puertas. Además solo son seis meses al año y el resto puedo dedicarlo a hacer otras cosas, es maravillosos. Eso sí, en esta segunda temporada tenía mucha más confianza en mí misma y creo que se va a notar”. Emilia Clarke, una mujer pequeña que encarna a uno de los personajes más poderosos de la serie y que solo necesita de una peluca rubia para crecerse como la sombra de un roble a la luz del sol fue la gran revelación de la serie para aficionados y crítica. “La primera vez que noté cuánta gente sigue Juego de tronos y con qué fidelidad fue cuando estuve en el Comic Con de San Diego. Había miles de personas (y quiero decir “miles”) disfrazadas. Una de las chicas que vino a vernos se había hecho ella misma un vestido de khaleesi… fue alucinante”, cuenta Clarke, entusiasta (una pasión que parecen compartir todos los que participan en la serie, algo que va más allá de lo simplemente profesional) del fervor que despierta Juego de tronos entre el público de todo el mundo.

Hasta Londres acudieron todos y todas los actores y actrices de la saga, con la excepción de Peter Dinklage (que interpreta a Tyrion Lannister) y algún que otro secundario de lujo. “Muchos de nosotros solo nos vemos en este tipo de actos, porque hay varios equipos rodando al mismo tiempo y todo depende de dónde acontezca tu hilo narrativo. Lo más increíble de Juego de tronos es que esos tipos, David y Dan, son como un par de gemelos malvados, están en todas partes y lo ven todo [risas]. En esta segunda temporada vas a ver cosas que no creerás, de hecho yo todavía no me las creo”, cuenta Iain Glen, uno de los más veteranos del show.

“Nunca nos han dicho que quitáramos ni una escena de sexo, ni que fuéramos menos sangrientos, ni que cortáramos ninguna escena por este u otro motivo, de hecho esta segunda temporada tiene escenas bastante brutales y nunca hubo ningún problema. Esa es la gran ventaja de trabajar en el cable y especialmente de trabajar en HBO: podemos hacer lo que nos venga en gana con total libertad siempre que tenga coherencia con lo que contamos y que George lo vea con buenos ojos [sonríe]. Al final esta es nuestra serie pero el padre es él. ¿Me explico, no?”, remata Benioff.

Canal + emitirá mañana un especial sobre la serie a las 23.05 y los nuevos capítulos a partir del 23 de abril.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS