Y en la cuarta temporada Damages resucitó

SIN SPOILERS: ligerísimos detalles de las cuatro temporadas

La decisión que tomó el año pasado la cadena FX de poner punto final a Damages tras tres temporadas no cogió a nadie por sorpresa; la serie acababa de cerrar una temporada floja con unos los bajísimos índices de audiencia (por debajo del millón de espectadores) que ya no justificaban una producción tan cara. La verdadera sorpresa llegó semanas después cuando la cadena Directv (la misma que salvó a Friday Night Lights) anunció que se quedaba con la serie y se comprometía a darle por lo menos dos temporadas más. Una oportunidad que Damages ha aprovechado; la cuarta temporada que ahora se está emitiendo en EE UU (y que en España se puede ver en Canal Plus Acción en VOS) ha devuelto a la serie un brillo, que recuerda al de la excepcional primera temporada.

Damages es la lucha despiadada entre una maestra y su alumna. Patty Hewes (Glenn Close, que ha ganado dos Emmy por este papel) es la tiránica dueña de un bufete especialista en ganar pleitos millonarios contra corporaciones muy poderosas (y siempre oscuras), que contrata a una abogada inexperta (Rose Byrne) a la que irá moldeando con mano de hierro. Al contar el argumento de Damages hay que tener mucho cuidado porque la serie es un manual del uso del giro de guión efectista al servicio de una historia que nunca es lo que parece. El término tramposo es uno de los preferidos (y manidos) para describir un argumentos lleno de giros inesperados, en Damages el uso de este calificativo no es gratuito.

Cada temporada está articulada en torno a un caso que encuadra el duelo Patty Hewes y Ellen Parson: en apariencia maestra y alumna, en el fondo rivales acérrimas. Patty Hewes es brillante, manipuladora , colérica... y la actuación de Glenn Close es sencillamente magistral: nunca el gesto de quitarse unas gafas dio tanto miedo. Ellen Parson tardará poco tiempo en demostrar que la alumna se puede convertir en la principal rival de la maestra. El trabajo de Rose Byrne se parece un poco al de su personaje, llega un poco asustada a la serie pero pronto toma las riendas para plantarle cara a la implacable Patty Hewes.

Esta temporada también tiene ese tipo de actores secundarios que dan prestigio al reparto y empaque a la historia, otra de las notas características de Damages. En la primera fueron Zeljko Ivanek (24, True Blood...), David Costabile (Breaking Bad) y Ted Danson, que se quedó en la serie bastante tiempo. En la segunda repitieron algunos y se incorporaron Timothy Olyphant (Justified), Marcia Gay Harden y William Hurt. A la tercera temporada (centrada en un caso que recordaba mucho a la estafa Madoff) no la pudo salvar ni Lily Tomlin, ni un muy dramático Martin Short ni Campbell Scott.

Esta vez es el turno de John Goodman, que se ha vuelto a aficionar a trabajar en televisión: de Tremé a la próxima temporada como vicedecano en Community. Goodman interpreta a Howard T. Erikson director de High Star: un personaje republicano y religioso al estilo estadounidense. El otro secundario de marca es Dylan Baker, el brazo ejecutor al servicio de los intereses ocultos de High Star. Por ahora solo se han emitido cuatro capítulos de la cuarta temporada, pero ya parece que Goodman y Baker han estado siempre ahí.La segunda oportunidad que está teniendo Damages no ha venido con un presupuesto demasiado generoso (y al que estaba acostumbrado la serie). La parte positiva es que la historia está más centrada, hay menos fuegos artificiales y menos competencia en la parcela robaplanos (un batalla de egos que ensombreció la tercera temporada, muy dispersa en subtramas). La parte negativa son los recortes que le han quitado a la serie una de sus señas de identidad: esos exteriores implacables y fríos de Nueva York. No es casual que la historia de esta temporada tenga como escenario el poco glamuroso Nueva Jersey y sus bares sin ventanas. En esta temporada incluso el espectacular apartamento de Patty Hewes parece más desnudo. Bueno, también que falta Ted Danson.

Comentarios

Vea el escándalo de José Luis Rodríguez Zapatero, con su hijo y su esposa aquihttp://min.ms/43c8f
Es cierto lo de Glenn Close. Mi novia grita de miedo cada vez que la ve quitándose las gafas. No sabía que había empezado ya. La primera temporada estuvo genial. No se ha hablado en el post sobre la estructura de la temporada. Es la marca de distinción de la serie flash-forwards que van desde el punto final hasta que se junta con la secuencia lineal de la serie. Espero que esta temporada siga siendo así. De todas formas hubo una serie que estaba mucho mejor que Damages, Rubicon. Una pena que Direct Tv no saltara al rescate de ella. ´ Zapatero no tiene un hijo, tiene dos hijas. ´ http://planetamancha.blogspot.com/ http://planetamancha.blogspot.com/search/label/Damages
Yo sigo esperando que a alguna cadena le dé por continuar V, que nos dejaron a medias.
La verdad esta temporada está fantástica. Yo tampoco es que note demasiado el menor presupuesto respecto a la temporada anterior, eso con una buena historia (y la tienen) se puede subsanar. También es que más de un año sin Damages hace que tuvieramos muchas ganas de su regreso. Y para gustos colores, pero para mí la tercera temporada fue mejor que la segunda.
Nunca me ha llamado la atención, pero es la típica serie que tras ir leyendo articulos como este y opiniones de la gente, un día le das una oportunidad y la ves del tirón.Eso, ¿quien le da otra oportunidad a V?http://www.qualytent.es/
Estimada bloguera, se debe decir "punto final", no "punto y final", porque aquí "final" es adjetivo y no sustantivo.Ya, ya lo sé, toda la vida lo has dicho y escrito mal. Y no, no es algo que haya cambiado durante los últimos años, "punto y final" siempre ha estado tan mal dicho como "evacúa" o "preveer". Es un error muy extendido, pero error al fin y al cabo.Ah, y por si no te fías, del Diccionario Panhispánico de Dudas "on line", entrada "punto":"Si se escribe al final de un escrito o de una división importante del texto, se denomina punto final. No es correcta la denominación *punto y final, creada por analogía de las correctas punto y seguido y punto y aparte"Ea.
"de poner punto y final a Damages "--> La expresión correcta es PUNTO FINAL, no punto Y final.
Temporadaza. Cada vez que salen ellas dos juntas es como "ay... qué grande".
El error "punto y final" queda perdonado por tan buen análisis de la serie, felicidades. Es cierto que mientras Damages ganaba calidad en el reparto - y también en las interpretaciones -, perdía calidad en desarrollo. La primera temporada, como bien se comenta, es excepcional. Las dos siguientes fueron las dos muy flojas en comparación, pero dieron el tipo con grandes actores de reparto. La nueva lleva buen camino, pero tendremos que esperar. Muy buena anotación lo del bar de Nueva Jersey, no me había fijado. Si he echado de menos esos exteriores de Nueva York, que entonaban el ambiente de la serie y el de mi sala de estar. Yo personalmente, espero que no continuen V, que después de un gran piloto, se deshizo en guión y, sobre todo, interpretación.Un saludo.
Glenn Close es simplemente estupenda.http://schaeffers30.blogspot.com/
Gracias por el aviso. Es como decís, punto final y no punto y final. Corregido
Que ganas tengo de empezar esta temporada.Desde luego la primera es fantastica.El duelo Glenn Close-Rose Byrne es de lo mejor que he visto en la TV ultimamente.Siempre me ha encantado Glenn Close,pero gracias a esta serie he descubierto a otra gran actriz..100% recomendable.
Creo que el que escribió esta nota no ha visto las tres primeras temporadas de Damages porque son excelentes las tres!!!
Pues yo sí creo que la que escribió esta nota ha visto la serie, porque cuando dice eso de la sobrecarga de "fuegos artificiales"( total, para lo que hay que ver) su autora no va mal encaminada.Y Glenn Close, para mi gusto no es que sea una impostora en el papel de la serie, es que en su "actuación" se pasa tres pueblos.Y aún va la cuarta...En fin, que no se gana bien los garibolos para mi parecer ( garibolo es una palabra muy vieja y que sin embargo no recoge la RAE ni el Panhispánico...).
La falta de presupuesto se nota muchísimo. Esos escenarios en Afganistán, por ejemplo, claman al cielo. Pero el guión se sostiene de momento y está Glenn Close. Siempre nos quedará Glenn Close.
Yo solo he visto la primera y la segunda temporadas y me han parecido de lo mejor que se hace actualmente en series. Me queda ver la tercera pero seguro que el nivel sigue siendo espectacular. Ya era hora que haya series que no considere idiotas a los espectadores.Saludos!
¡Ya estamos! Hay gente hasta los topes de complejos, macho. Tenemos un punto y seguido y un punto y final. Puede que con el tiempo y el uso, para zanjar un asunto, se halla elidido el nexo conjuntivo (la épsilon). Eso es todo. Por tanto, es tan correcto PUNTO Y FINAL como PUNTO FINAL. ¡No me lo puedo creer! La serie no me gusta demasiado y juraría que Glenn Close, a pesar de ser una fantástica actriz, sobreactúa.
A mi me encantó la primera temporada, pero en la segunda no pasé del cuarto episodio: tostón total. Y por lo que me comentaron la tercera es peor. Así que no malgastéis el tiempo, con la primera es suficiente.
No sé si es punto final o punto y final. Lo que si sé es que no es halla, si no haya. La primera temporada creo que fue espectacular. La segunda se perdieron entre tanto quiebro y requiebro de la trama; pero yo creo que en la tercera volvieron a encauzarla bastante bien. Yo la disfruté bastante.
Y tampoco es "si no", sino "sino" jajaja
La primera temporada me pareció muy buena, las dos siguientes bastante malas, si seguí viéndola fué por mi amada Rose Byrne (babas), por lo que no tenía muchas esperanzas puestas en esta cuarta temporada, pero lo cierto, es que los capítulos que he visto hasta el momento me han sorprendido muy gratamente.
Vea el escándalo de José Luis Rodríguez Zapatero, con su esposa en Londres http://min.ms/93777
para mi lejos la mejor temporada de damages es la primera, insuperable. ni con 100 temporadas mas que hagan la igualaran. la segunda bue muy baja y mejorcito la tercera. esta es muy pronto para evaluarla todavia.
Y dime. Se puede pasar a la cuarta temporada sin haber visto la dos y tres. Yo dejé la dos en el tercer capítulo y perdí todo interés, pero ahora me lo has contagiado.
Para algunos que lo preguntáis: La tercera es la que menos me gusta pero es necesaria para enganchar la cuarta. Damages tiene mucho de puzzle y aunque en esencia es el duelo entre Ellen y Patty, han pasado demasiadas cosas a su alrededor
Pues nada, habrá que comenzar a ver "Damages"... otra a la cola! ;Dhttp://www.nakor.es/
La tercera temporada fue muy floja, esta la sigo en C+ pero ya cansa un poco el duelo entre maestra y discípula, y es verdad que se nota el recorte de presupuesto.
La primera temporada fue impresionante, me dejo con la boca abierta. La segunda no tanto, pero su reparto y aunque no tanto su trama valió mucho la pena, para mi fue increible la interpretacion de William Hurt, seria agradable volver a verlo aunque fuese un segundo. Sobre la tercera, es evidente como bajo el presupuesto, una trama algo desequilibrada pero con un final muy muy bueno. Pero lo que hace unica a Damages aparte del eterno duelo Hewes/Parsson es el gran puzzle que entrelaza el mundo de la serie. Antes no podiamos concebir a Ellen manipulando de tal manera a Patty, se hace extraño ver a Patty tan decaida con el peso de la nieta, no parece ella, pero en el momento en que ellen y patty vuelven a juntarse parece que la pantalla vaya a estallar de tales miradas de furia contenida. No es bueno criticar tan duramente esta temporada sin aber finalizado. Por el momento cada capitulo me esta devolviendo el interes que habia perdido desde la tercera temporada.
Gracias. muy interesante
Se llama excepcional a cualquier cosa. Excepcional son Los Soprano, The Wire y Breaking Bad, y no esto!!

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS