Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los candidatos de izquierda se comprometen a pactar para desplazar al PP del poder 24 años después

Aguado, de Ciudadanos, no aclara si ofrecería a Vox entrar en un hipotético Gobierno

Desde la izquierda: Íñigo Errejón, de Más Madrid; Ignacio Aguado, de Ciudadanos, Isabel Serra, de Unidas Podemos, Lucía González, jefa de la sección de Madrid de EL PAÍS; Javier Casal, director de Contenidos de SER Madrid; Ángel Gabilondo, del PSOE; y Rocío Monasterio, de Vox. En vídeo, los mejores momentos del debate organizado por EL PAÍS y la cadena SER.

Ángel Gabilondo (PSOE), Íñigo Errejón (Más Madrid) e Isabel Serra (Podemos) se han comprometido este lunes a llegar a un acuerdo que una a la izquierda para formar Gobierno en Madrid si los resultados de las elecciones del 26 de mayo lo permiten, desplazando al PP del poder tras 24 años. El debate de candidatos autonómicos, organizado por EL PAÍS y la cadena SER, ha puesto negro sobre blanco que la izquierda está dispuesta a concretar el pacto de gobierno que predice la encuesta de 40dB. para este diario; que el PP ha perdido la iniciativa en la campaña (Isabel Díaz Ayuso, su candidata, no ha asistido, voluntariamente, al cara a cara); y que la irrupción de Vox incomoda a los otros partidos de derecha. Ignacio Aguado, el candidato de Ciudadanos, no ha querido aclarar si incluiría en su Ejecutivo a representantes del partido de extrema derecha.

Errejón, a Monasterio: "Para haber ido a un colegio privado, está muy mal educada"

Las interrupciones de Rocío Monasterio (Vox) a Íñigo Errejón (Más Madrid) han servido al fundador de Podemos para hacer una encendida defensa de la educación pública.

"No me interrumpa", ha pedido Errejón. "A usted le gusta una caricatura de país de hace 50 años", ha seguido, mientra Monasterio intentaba intervenir. "Para ser usted de colegio privado está usted muy mal educada. En la escuela pública aprendemos a no interrumpir".

"Usted tiene las manos blanditas porque no ha trabajado en su vida y nos viene a dar lecciones a todos los demás y el Madrid que madruga se cansa de eso", ha respondido Monasterio.

“Solo tengo dos líneas rojas: respeto a la Constitución y a las leyes; y hacer un Gobierno de transformación”, ha arrancado Gabilondo. “Madrid necesita un cambio de progreso, y eso no es simplemente cambiar de Gobierno”, ha añadido, lanzando un primer dardo a Ciudadanos, que ha vetado cualquier pacto con el PSOE. “Si hay suma progresista, va a haber Gobierno progresista”, ha sentenciado Errejón.

“Después de 24 años de gobierno del PP, es hora de que hagamos un Gobierno de izquierdas”, ha opinado Serra, mostrando su predisposición a superar sus diferencias con Errejón —que abandonó Podemos para impulsar Más Madrid— y Gabilondo —al que acusa de preferir pactar con Cs—. “Nos lo están pidiendo los ciudadanos, y es fundamental que lleguemos a acuerdo en la izquierda, que Errejón, Gabilondo y yo nos pongamos de acuerdo para poner en marcha un programa de cambio”.

Los candidatos han debatido sabiendo que la encuesta de 40dB. para EL PAÍS predice que la victoria del PSOE (33 escaños) y la irrupción de Más Madrid (25 o 26) permitiría que su suma con Unidas Podemos (10) propiciara un Gobierno de izquierdas en la Comunidad de Madrid por primera vez desde 1995, al sumar 68-69 diputados, uno o dos más de la mayoría absoluta de la Cámara regional. El sondeo apunta a una debacle del PP que, tras un cuarto de siglo en el poder, se quedaría con 27 diputados, 21 menos que en 2015. El repunte de Ciudadanos (25) y la entrada de Vox (11) en la Asamblea no serían suficientes para gestar un pacto a la andaluza.

Ausente por voluntad propia Isabel Díaz Ayuso (PP), Aguado se ha visto en la difícil posición de criticar la gestión de los Gobiernos populares y responder a las críticas del resto por haber sostenido al Ejecutivo conservador durante la pasada legislatura. Para resolver esa contradicción, el candidato ha hecho varias alusiones al Ayuntamiento de la capital, mencionando a Manuela Carmena para confrontar con Errejón.

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE LAS ELECCIONES

EL PAÍS Madrid ha preparado un seguimiento de la campaña electoral en varios formatos y plataformas: el podcast de campaña Menuda Papeleta, una newsletter diaria (registrate aquí para recibirla cada mañana hasta el día 27 de mayo) y, si usas Telegram, este canal para seguir la actualidad política del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

"Las asociaciones LGTBI han pedido a los partidos que se comprometan a no pactar con quienes quieren retroceder en derechos. Sería importante en ese sentido que lo pudierais aclarar, Ignacio, que no vais a pactar con quienes les quieren volver a meter en el armario",  le ha lanzado Errejón a Aguado, en referencia a la posibilidad de un pacto de Cs con Vox.

"Si quieres polemizar, pregúntale a la señora Carmena, que gobierna con un señor que tiene un póster de Lenin a sus espaldas", le ha respondido el candidato de Cs sobre Mauricio Valiente (IU), el tercer teniente de alcalde de la capital. "¿Y estos son sus referentes?".

"Nosotros defendemos los principios de la Constitución y no discriminamos a nadie", ha terciado Monasterio, la aspirante de Vox, un partido que ha propuesto que la fiesta del Orgullo Gay se celebre en la Casa de Campo y no en el centro de Madrid. "Y sobre todo no colectivizamos, porque es un cinismo brutal. No repartimos carnés de feministas, de LGTBI, contemplando una sola manera de ser LGTBI o mujer. En eso estoy sola frente a ustedes, que están en el consenso socialdemócrata", ha dicho la candidata de Vox.

No ha sido el único debate encendido de un cara a cara vibrante, lleno de idas y venidas, con argumentos y respuestas, y también con interrupciones. Tanto la sanidad pública como la política fiscal han demostrado la diferencia de modelos entre la derecha y la izquierda, así como los matices que separan a  Más Madrid y Podemos. ¿El motivo de la discusión? Dos. El primero, los 23 equipos de última generación contra el cáncer que ha comprado la Comunidad de Madrid gracias a la donación de 46,5 millones por la Fundación Amancio Ortega, el fundador del imperio multinacional Zara. Y el segundo, si en la Comunidad hay que subir o bajar impuestos.

“La sanidad pública no puede depender de la caridad, o del humor con el que se levanten los millonarios”, ha lanzado Serra, la candidata de Unidas Podemos-IU Madrid en Pie. “Lo que tenemos que hacer es que paguen impuestos personas como Amancio Ortega”, ha recalcado. “No se pueden defender las donaciones de millonarios mientras se degrada la sanidad pública, y que sean ellos los que decidan a qué tratamientos va el dinero”.

“Ni en 100 vidas pagaríais todos los impuestos que pagan al año personas como Amancio Ortega”, le ha interrumpido Aguado, de Cs.

“Yo comparto que la sanidad pública no puede depender de lo privado”, ha rematado Gabilondo. “Yo aceptaría una donación, pero en ella no buscaría una excusa para que la sanidad pública esté mal financiada”, ha continuado. Y ha recordado: “Donde se ven las convicciones es en los Presupuestos. No puede depender de la filantropía, decía Isabel Serra, y yo estoy de acuerdo”.

Política fiscal

La política fiscal también ha enfrentado a los candidatos, claramente alineados entre el bloque de derechas (PP, Vox y Cs) y el de izquierdas (PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos). Los primeros proponen ahondar en la rebaja fiscal que ha convertido a la región en el paradigma de la baja presión impositiva. Y los segundos apuestan por separar a la clase trabajadora y media del resto, que tendría que pagar más para financiar los servicios públicos.

"Solo habrá justicia social si hay justicia fiscal", ha resumido Serra.

"El 98% de los ciudadanos no tiene que pagar ni un euro más", ha explicado Gabilondo. "No asustemos a los ciudadanos, que ya son mayorcitos", ha añadido, planteando aumentos del IRPF a las rentas más altas e insinuando que también se podrían pagar otros tributos. "Es que creemos que hay que ayudar, también a los autónomos, a los jóvenes que compran su primera vivienda".

"Queremos bajar los impuestos sin aumentar la deuda", ha dicho Monasterio, que ha acusado al PP de haber protagonizado una política "irresponsable" que ha llevado a aumentar la deuda regional.

A menos de una semana de la votación del 26-M, los candidatos han aprovechado el debate para pelear cada voto. La cuenta atrás ha comenzado. No hay margen para el error. Y todo se decidirá por un puñado de sufragios: cambio a la izquierda o continuidad de la derecha.

La silla vacía de Díaz Ayuso

La ausencia de Isabel Díaz Ayuso, la candidata del PP, que declinó la invitación al debate de EL PAÍS y la cadena Ser, estuvo representada por una silla vacía. Pero no solo. Sus rivales afearon esa ausencia, e incluso la consideraron representativa de los planteamientos de la formación conservadora.

“Lamentar que la señora Diaz Ayuso decidiera ausentarse, la silla vacía es una perfecta metáfora del vacío de estos años de gobierno del PP”, ha arrancado Íñigo Errejón, el candidato de Más Madrid. “Cuando llegaron al gobierno [en 1995] no había Google ni teléfonos móviles”, ha seguido. Y ha dicho sobre las elecciones: “Ahora en la Comunidad de Madrid podemos entrar en el siglo XXI”.

“En Vox vamos a estar para dar la batalla cultural, y defender la libertad frente al consenso socialdemócrata”, le ha continuado Rocío Monasterio, que ha podido enarbolar la bandera de la derecha ante la ausencia de la aspirante del PP. “Otros ni siquiera se presentan”, ha subrayado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información