Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tarot basado en Madrid

La feria de esoterismo se celebra en Madrid con la presentación de una baraja tematizada con los lugares más emblemáticos de la capital como principal novedad

Carta de la Templanza, ambientada en la plaza de Puerta Cerrada.
Carta de la Templanza, ambientada en la plaza de Puerta Cerrada.

Cibeles, el Congreso de los Diputados, la Plaza de España, el Retiro, Neptuno, el Palacio Real, el Tribunal Constitucional, la Puerta de Alcalá, la Puerta del Sol o la plaza de Puerta Cerrada nunca habían sido las protagonistas de un tarot. Hasta ahora. El pintor Carlos Pumariega se ha inspirado en 22 lugares emblemáticos de la capital, tantos como arcanos mayores, para crear la nueva baraja del Tarot de Madrid, presentada en la 23ª edición de la Feria Esotérica que se celebra en la Nave de Fomento del Museo del Ferrocarril (hasta el 10 de marzo).

“En noviembre de 2018 se puso en contacto conmigo el director del Museo del Tarot de Madrid para proponerme crear uno de la capital”, explica Pumariega, de 66 años y natural de Madrid. No es la primera vez del artista en el mundo esotérico, puesto que ya fue el diseñador de una baraja del tarot en 1998, en este caso por encargo de Fournier, la marca más conocida de fabricación de naipes. "No es algo a lo que esté habituado, pero tenía algo de experiencia y me pareció una idea atractiva”, añade.

El loco, la justicia, la luna, el ahorcado, el mago... Cada uno estará relacionado con un edificio o lugar emblemático de Madrid. “Había alguno, como el sol, que no tenía ningún tipo de duda de relacionarlo con la Puerta del Sol. Con otros fue un poco más complicado, pero con el resultado final he reproducido los más significativos, a mi modo de ver”, cuenta Pumariega.

No solo los arcanos mayores están representados con temática madrileña. Los menores, correspondientes a los palos de la baraja tradicional, también lo están. Así, los habituales bastos, copas, oros y espadas dejan su lugar a churros, cañas de cerveza, caracoles y claveles.

La baraja servirá además, según explica su autor, de guía turística para conocer las joyas arquitectónicas y tesoros artísticos de Madrid. “El pack va acompañado de un librito que ahonda en la explicación y en la historia de esos lugares, y de una ruta para que todos los que no conozcan Madrid puedan conocer los lugares más conocidos”, añade

El precio de venta será de 50 euros, y la producción limitada a 1997 ejemplares. Antes de ponerse a la venta al público en general, se podrá adquirir en la Feria Esotérica de Madrid, que se inició el viernes y estará abierta hasta el domingo 10 de marzo.

Una feria que cambia de lugar

La principal novedad de la feria estará en su localización, que este año cambiará tras varios años celebrándose los últimos años en la Estación de Atocha. “Debido al crecimiento experimentado en las últimas ediciones, tanto en expositores como en público, nos hemos visto obligados a cambiar a un emplazamiento mayor”, explica Rosa María Fernández, su directora.

La Feria, de entrada libre, contará con más de 45 expositores que pondrán a la venta todo tipo de productos relacionados con el mundo esotérico: cuencos tibetanos, talismanes, libros, amuletos... Además, se organizarán conferencias y seminarios sobre quiromancia, astrología energética, o meditación, que serán impartidas por destacados profesionales del campo esotérico. El horario de apertura es de 10.30 a 21.00.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >