Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo se apropia ahora de un republicano fusilado para defender la Constitución

En un discurso ante el cuadro 'A derradeira leición do mestre', sobre el asesinato del candidato del Frente Popular Alexandre Bóveda, el presidente de la Xunta reivindica la Carta Magna frente a "las ideas excluyentes"

Feijóo, durante su discurso de Fin de Año ante el cuadro 'A derradeira leición do mestre' de Castelao.
Feijóo, durante su discurso de Fin de Año ante el cuadro 'A derradeira leición do mestre' de Castelao.
Santiago de Compostela

Todo lo que no dijo aquel 3 de octubre en que se llevó a cabo el desembalaje más sonado (y polémico) del año en Galicia, el del cuadro de Castelao A derradeira leición do mestre, lo ha querido enmendar hoy el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Ante un escogido escenario, el lienzo que representa a dos niños desconsolados junto al cadáver de Alexandre Bóveda -candidato por Ourense del Frente Popular fusilado al comienzo de la Guerra Civil-, el líder del PP gallego ha explicado que con este icónico cuadro Castelao nos legó el "testimonio" de un "tiempo terrible". Un tiempo "vivido en Galicia como en el resto de España", la "tragedia de la Guerra Civil y la posterior dictadura". E inmediatamente ha contrapuesto aquella "barbarie" que tuvo como consecuencia que en nuestro país se produjesen "asesinatos como este" con la "reconciliación lograda" con la "Transición" y la "Constitución". "Las ideas excluyentes son las que propician situaciones como las de esta pintura", ha defendido en su despedida oficial del año 2018 en la Cidade da Cultura en Santiago, un discurso más enfocado en la defensa de la Carta Magna frente al desafío independentista catalán que en los problemas de Galicia.

Feijóo ha ponderado la Transición y ha advertido de que Galicia "no va a callar" ante los "ataques sistemáticos" a la Constitución, ese "marco que protege nuestro autogobierno". "Galicia no calla cuando se pone en peligro una obra de todos" con "conflictos alimentados artificialmente" que lo único que persiguen es la "vulneración de la legalidad" en una "búsqueda de situaciones de privilegio".

En su discurso grabado, Feijóo ha apelado a los espíritus de "libertad" y "reconciliación" y al ejemplo de "diálogo" y "convivencia" que, según él, da la sociedad gallega y quiso transmitir también el Maestro Mateo en el Pórtico de la Gloria. Por su parte, con el cuadro que pintó ya en Buenos Aires, Alfonso Daniel Rodríguez Castelao nos legó "una advertencia", ha asegurado el presidente del Gobierno gallego. A derradeira leición do mestre es "un exiliado más que vuelve a su casa": "debemos sentirnos orgullosos de lo que significa que este cuadro, que muchos consideran el Guernica gallego, esté aquí, entre nosotros", ha añadido. Cuando en octubre el óleo llegó a Santiago para una exposición sobre la educación en el primer tercio de siglo XX, la oposición le afeó que no fuera contundente en su repulsa de una guerra que también se libró en Galicia, en las cunetas, en las tapias de los camposantos y en los pueblos. Y que no incidiese en que el retratado por Castelao era su amigo Bóveda, ni usase el término "asesinato".

Para Núñez Feijóo, contemplar esta escena produce "cierta conmoción" desde la Galicia de hoy en día. "Este recordatorio es oportuno siempre, pero más aún cuando hay quien trata de minimizar o incluso cuestionar lo que el conjunto de los españoles hicimos en los primeros momentos de nuestra democracia y de nuestro autogobierno", ha continuado. "La falta de entendimiento siempre tuvo consecuencias negativas", ha avisado el presidente gallego: "Hay en nuestro entorno suficientes ejemplos de que la ruptura de acuerdos trae consigo efectos lamentables en forma de retroceso económico y social y, sobre todo, de ruptura de la confianza entre los ciudadanos".

Feijóo ha defendido el papel de la Constitución en su 40º aniversario para seguir "progresando y avanzando", y por eso, según él, no se puede ser "indiferente" a los "ataques sistemáticos" de los que "intentan minar la democracia". Que no se "disfrace como conflicto", ha exigido luego, lo que es "una evidente vulneración de la legalidad": "Ni fue un conflicto el ataque del terrorismo a la España de las libertades, ni cabe llamarle conflicto al golpe de Estado de 1981, ni tampoco hay conflicto en el reiterado desafío del independentismo catalán". Por eso ha deseado el "pleno retorno a la normalidad en la Generalitat de Cataluña", al tiempo que ha reivindicado que "no se descarte ninguna de las herramientas contempladas en el texto constitucional para garantizar" la democracia y el autogobierno.

Aunque no han vertebrado el discurso, el presidente de la Xunta ha mencionado también a "la gente que sufre", y que a pesar de los avances sociales padecen "lacras terribles" como "la violencia machista, las dificultades económicas o la exclusión social". "La recuperación, que aún tenemos que consolidar, hizo a muchos olvidarse de la crisis, pero sabemos que aún no a todos, y por eso estamos lejos de conformarnos", ha asegurado. En 2018, ha dicho, Galicia "siguió creciendo" y alcanzó "el mayor PIB de su historia económica", lo que trae consigo una "economía más sólida, con más y mayor empleo y con una exportaciones que no dejan de crecer".

"Es cierto que contamos con mejores hospitales y centros de salud públicos, atendemos a más dependientes, y tenemos una educación pública con más recursos, más idiomas y más tecnología", ha defendido tras meses de malestar en el personal sanitario y una semana negra en la que decenas de miles de personas salieron a la calle en Vigo para clamar por una atención primaria "digna". "Pero también es cierto que sigue habiendo gallegos con desvelos para poder resolver problemas, problemas reales", ha reconocido.

"Nuestras preocupaciones y controversias son otras distintas que las de aquellos que persiguen la división entre buenos y manos ciudadanos", ha dicho en referencia al conflicto catalán. Por ello, Feijóo ha defendido "preocuparse" por "las cosas cotidianas". Como la calidad de los servicios públicos, la defensa de la igualdad, la creación de empleo, el futuro industrial de Galicia, el fortalecimiento del rural y del sector del mar, el apoyo a los jóvenes, el combate contra la crisis demográfica y las oportunidades que brindará el Xacobeo 2021, ha enumerado. Este es un camino que, según él, "Galicia recorre unida", sin perderse en "discutir utopías falaces".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >