Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Sagrada Familia paran un desahucio en la calle Valencia

Alrededor de 50 personas se han reunido para frenar el desahucio de una madre y su hijo menor de edad

Vecinos del barrio Sagrada Familia reunidos para detener el desahucio de una madre y su hijo.
Vecinos del barrio Sagrada Familia reunidos para detener el desahucio de una madre y su hijo.

Los miembros de la Asociación de Vecinos de Sagrada Familia junto a los del Sindicato de Inquilinos de Barcelona han detenido hoy un desahucio en una finca en el número 508 de la calle Valencia. Alrededor de 50 personas se han reunido frente al edificio para frenar el desahucio de una madre de familia, Araceli Villalobos, y su hijo menor de edad. “Tengo un niño de 10 años, pero esta gente quiere que salgamos cuanto antes”, ha expresado Villalobos.

“Nosotros hemos venido aquí a ver si podemos pararlo”, ha manifestado Joan Itxaso, responsable de Urbanismo y Medio Ambiente de la Asociación de Vecinos de Sagrada Familia, “no se debería hacer (un desahucio) si no hay una solución habitacional que tenga en cuenta que aquí hay un niño”. Desde el mes de enero Villalobos espera esta solución, cuando entregó los papeles para solicitar un piso de emergencia. Hoy tiene todas sus cosas en cajas: "No sabes que va a pasar, espero mantener este piso hasta que me den uno de emergencia, pero no sé, la cuerda ya se va a romper, no es vida vivir así".

“A ella le están ofreciendo un piso de la seguridad social, de estos de protección", ha declarado Mario Villalobos, hijo de Araceli, "pero esto tardará dos años, ¿y mientras tanto qué hace?". El edificio empezó obras hace unos meses que han afectado a los inquilinos. Entre otras cosas, Araceli Villalobos denuncia que ha habido cortes de luz, de agua y que se ha quedado sin señal de televisión por las obras. "Le dijeron que entrarían a casa para cambiar una ventana porque se estaba cayendo el piso", cuenta Mario, "que era mentira, pues le quitaron la ventana y le han puesto un tablón".

El Ayuntamiento ha detenido estas obras, según ha explicado Jordi Matas, consejero técnico del distrito de l'Eixample. "El Ayuntamiento ya ha vuelto a parar las obras porque no las estaban haciendo como tocaba", ha asegurado Matas, "estamos mirando si hay o no acoso inmobiliario por el mal comportamiento de la propiedad". Los vecinos han estado sin ascensor desde antes del verano, incluyendo algunos en mal estado de salud en el cuarto piso. Matas ha confirmado que se ha llegado a un acuerdo con la comisión judicial para parar el desahucio hasta que "el Ayuntamiento le pueda ofrecer algún recurso a esta familia para que no tenga que irse a la calle".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información