Mejías y Pisarello, a gritos en el Ayuntamiento

La actitud dispersa del teniente de alcalde crispa la líder de Ciudadanos en una comisión municipal

La líder de Ciudadanos en Barcelona, Carina Mejías, y el primer teniente de alcalde del Consistorio, Gerardo Pisarello, protagonizaron el pasado lunes un desencuentro a gritos en plena comisión de Economía y Hacienda que acabó con la representante del partido naranja abandonando enfadada la reunión.

La relación entre Pisarello y Carina no es buena y ha ido empeorando comisión a comisión y pleno a pleno. Incluso en el último pleno en el Ayuntamiento -después de que Albert Rivera ofreciera encabezar la lista a de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona a Manuel Valls- Pisarello dirigió unas provocativas palabras en francés a Mejías. La todavía líder de Ciudadanos calificó aquella deriva lingüística del primer teniente de alcalde como una impertinencia.

Con el ambiente así de tenso, Mejías presidía el lunes una comisión a la que Pisarello llegó con retraso. Tras horas de debate llegó un momento en el que Pisarello no acababa de atinar con el punto del día que tocaba. Mejías se indignó y comenzó a encenderse: “Estas actitudes son de vergüenza ajena. No he visto nunca jamás, y he sido miembro de muchas instituciones y he participado en muchas comisiones parlamentaria y municipales, esta actitud por parte de miembros del gobierno”. Pisarello observaba en silencio la bronca de Mejías y en ese momento el concejal de Empresa y Turismo, Agustí Colom, intentó interrumpir a la presidenta de la comisión. Una actitud que todavía encendió más a la líder de Ciudadanos, Mejías se levantó de la silla y mientras recogía documentos y bolígrafos abroncó a toda la sala: “Llegados a este punto, esta presidenta se va. No soporto esta falta de interés, esta falta de educación y este comportamiento me parece vergonzoso”. La líder de Ciudadanos gritaba mientras guardaba de forma sobreactuada sus enseres. En ese momento Pisarello intervino por primera vez: “Es un vergüenza, es una vergüenza este espectáculo… es una vergüenza ponerse a gritar como si fuese una maestra de escuela autoritaria”. Al final el que intenta poner paz es el propio Colom que incluso pide a Pisarello que deje de dirigirse a Mejías.

Tras el altercado, el PDeCAt ha publicado un tuit en el que rechaza la actitud de Pisarello al que acusan de haber tenido una actitud “machista” y de menosprecio hacia Mejías. La líder de ciudadanos también ha publicado un tuit pidiendo disculpas al resto de miembros de la comisión pero acusando al equipo de gobierno de “constantes faltas de respeto, reiteradas ausencias a las comisiones, desinterés por los temas y ninguneo y desprecio a la oposición”.

 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS