Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez cita a Camps como imputado seis años después del ‘caso de los trajes’

El expresidente valenciano, investigado en el fraude de la F-1, recurrirá la decisión

Francisco Camps
Francisco Camps, expresidente de la Generalitat valenciana.

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha sido citado a declarar como imputado por los supuestos delitos de malversación y prevaricación el 24 de enero ante la juez que instruye el fraude de la Fórmula 1. Hace seis años ya compareció como investigado en el caso de los trajes, la ramificación de Gürtel que lo forzó a dimitir y de la que más tarde fue absuelto por un jurado.

En 2011, como máxima autoridad autonómica, Camps fue interrogado por el juez del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana José Flors. Apartado de la política, aunque no de la Administración —es consejero del Consell Jurídic Consultiu—, Camps declarará esta vez ante la magistrada Beatriz Sobremonde, del Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia.

La citación de Camps no es una sorpresa. Lleva imputado en la investigación de la Fórmula 1 desde 2015 y hace dos años la juez ya lo citó a declarar. Pero el expresidente solicitó una suspensión para que se tradujesen unos contratos y, después, pidió no ser llamado hasta que no lo hubiesen sido todos los testigos del caso, lo que la instructora acordó sin que la Fiscalía Anticorrupción se opusiera.

En sus apariciones públicas desde entonces ha negado haber cometido ninguna ilegalidad en la organización del Gran Premio de Europa. La prueba urbana celebrada en Valencia entre 2008 y 2012 que el expresidente prometió que no costaría un euro a los ciudadanos y cuya factura superó los 200 millones de euros.

El exdirigente del PP ha insistido este viernes en su inocencia y, en declaraciones a Efe, ha anunciado su intención de recurrir en apelación a la Audiencia de Valencia para evitar declarar como investigado. "De la documentación que la jueza ha ido acumulando y de los múltiples testimonios que se han ido produciendo no se puede colegir en absoluto que hubiera ninguna irregularidad en la gestación de la Fórmula 1", ha sostenido.

Empresa pantalla y amaños

La fiscalía acusa a Camps de haber utilizado una empresa pantalla, Valmor Sports, dirigida por su amigo, el expiloto de motociclismo Jorge Martínez Aspar, para ocultar que en realidad era la Generalitat la que asumía el coste de las carreras. Una estrategia que, según Anticorrupción, empleó para eludir las leyes de contratación del sector público.

La policía ha concluido, además, que en la parte del Gran Premio que sí gestionó abiertamente la Administración que dirigía, diversos contratos fueron amañados.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) mantiene que Camps "lideró el proceso de negociación" para la celebración de la prueba del Mundial de Automovilismo con el patrón de la F-1 Bernie Ecclestone, pese a que teóricamente se trató de un acuerdo entre las empresas del magnate británico y la que dirigía Aspar.

La juez ha citado también el 24 de enero al excampeón del mundo de motociclismo. Dos días más tarde comparecerán la exasesora de Presidencia de la Generalitat Belén Reyero y el exdirector de la empresa pública Circuito del Motor, Nicolás Figueras.

Más información