El líder de Podem Barcelona dimite de la ejecutiva de Fachin

Bertomeu emprenderá acciones judiciales contra el partido tras ser despedido como asesor parlamentario

Marc Bertomeu y Jéssica Albiach, en una comparecencia en Barcelona.
Marc Bertomeu y Jéssica Albiach, en una comparecencia en Barcelona.Alejandro García / EFE

Marc Bertomeu, secretario general de Podem Barcelona, ha dimitido de su cargo como miembro del Consejo Ciudadano Autonómico por las serias discrepancias que mantiene con la dirección liderada por Albano Dante Fachin. Bertomeu ha comunicado su decisión a través de una carta dirigida al partido en la que sostiene que el órgano ha quedado "suprimido" de facto al no convocarse; por su rechazo a la decisión de Podem de no confluir con Catalunya en Comú y por discrepar sobre la decisión tomada por el partido respecto al referéndum anunciado por Carles Puigdemont. La tercera razón es por haber sido despedido, en su calidad de asesor de Catalunya Sí que es Pot, por la dirección sin "haber habido voluntad de conciliación" para canalizar el diálogo. "Me veo obligado a recurrir al juzgado en contra de mi voluntad", afirma.

Más información

Con la marcha de Bertomeu del Consejo Ciudadano Autonómico, sólo queda en la ejecutiva ampliada de Podem Marta Olivan como miembro próximo a Iñigo Errejón. La decisión de Bertomeu se ha producido justo después de que 8 de los 11 círculos de Barcelona acordaran en una reunión informal en la sala Bostik, celebrada el pasado sábado, impulsar una asamblea ciudadana para revocarle del cargo. La mayoría de círculos le acusaron de dejación de funciones y de incompatibilidad de cargos al ser miembro de la ejecutiva de Catalunya en Comú. Los reunidos lamentaron en el cónclave la falta de comunicación de Bertomeu y que no compartiera su estrategia política, la invisibilidad de Podem Barcelona y estudiaron reclamar una auditoría.

La dirección de Podem confirmó este lunes que los círculos aún no han dado el paso formal de solicitar esa asamblea. Sin embargo, Bertomeu no menciona el conflicto en su carta de dimisión. En declaraciones el domingo a este diario, replicó esas críticas afirmando que los círculos no tienen categoría orgánica, que quienes se quejan no deben asistir a las reuniones al tiempo que mostró su estupor de que se pueda contraponer conflicto de intereses entre Podem y los socios que conforman la confluencia.

En la carta de dimisión, Bertomeu lamenta que el Consejo Ciudadano ha dado paso a una "estructura informal" de toma de decisiones que fluctúan "según la conveniencia del consejo de coordinación".  Y acto seguido, muestra su "discrepancia" con la decisión de no confluir con Un País en Comú  través de una asamblea ciudadana que "sirve tanto para confluir como para romper según conviene". Bertomeu muestra su profundo desacuerdo con la decisión de Podem de participar en la consulta como movilización sin carácter vinculante sin haber organizado con antelación o bien una asamblea ciudadana o un consejo autonómico. La última crítica es la que alude a su despido y a las "malas prácticas del partido" al que le acusa de imputarle "hechos falsos". La ejecutiva atribuye el despido a razones estrictamente laborales al haber desatendido sus funciones y no ideológicas -otros miembros del sector de Errejón siguen con contrato laboral-. Los otros socios de la confluencia parlamentaria son totalmente contrarios al despido.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50